Andrés Martínez, junto al sector pesquero, en su reivindicación a la Generalitat para la mejora del dique de poniente

  • El Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores San Pedro de Peñíscola, ha trasladado a la Consellera de Obras Públicas la necesidad de ampliar esta estructura para la mejora de la seguridad de la bocana del puerto

 

El alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, se ha unido a la reivindicación del colectivo pesquero de Peñíscola por la mejora de las condiciones de seguridad de acceso al puerto con las embarcaciones.

Durante la visita de la Consellera de Obras Públicas, María José Salvador, a los trabajos de dragado que la Generalitat está llevando a cabo en el puerto de Peñíscola, el Presidente de la Cofradía de Pescadores San Pedro de la ciudad, Miguel Castell, le ha dado traslado a la máxima representante del área en el Consell de “la necesidad que estudiar una solución estratégica a la problemática de la seguridad de acceso por la bocana al puerto de Peñíscola” en este sentido, ha agradecido los trabajos de dragado que el propio colectivo ha demandado, “sin embargo, atendiendo a la cantidad de veces que se hace necesaria la tarea de dragado y la dificultad de la flota para acceder al puerto en condiciones de seguridad, requerimos una actuación definitiva” ha explicado Castell junto al primer edil a la Consellera.

El representante del colectivo pesquero ha propuesto a la Consellera la ampliación del dique de poniente, al menos 200 metros más, “para rediseñar la propia bocana del puerto, ganar profundidad en el fondo y, con ello, la mejora de la seguridad para los marineros, sobretodo, en días de temporal” ha explicado.

Castell ha reivindicado una actuación similar a la del puerto de Vinaròs, que sí cuenta con un diseño que facilita la maniobra de acceso al mismo “y permite que todas las embarcaciones puedan amarrarse a pesar de que haya temporal marítimo, pues las condiciones de la bocana son seguras, algo que no sucede en Peñíscola, causando que algunas embarcaciones de gran calado hayan, incluso, desistido de entrar a nuestro puerto por falta de seguridad en estas condiciones”.

En este sentido ha insistido a la Consellera en “valorar el coste económico de los dragados y tener en cuenta la necesidad de ejecución de una solución definitiva”, en la misma línea le ha trasladado la importancia de destinar inversión “con efectividad sin que los recursos económicos caigan en saco roto, como la última de las apuestas de la Generalitat en el puerto pesquero de Peñíscola, con casetas para marineros de materiales poco duraderos y que supondrán la necesidad de una nueva inversión en pocos años”.

En esta misma línea se ha manifestado el propio alcalde, que ha trasladado tanto al Patrón Mayor como a la Consellera “la importancia de tener en cuenta al sector a la hora de planificar con eficiencia cada actuación para que ésta sea verdaderamente rentable y útil”.

El primer edil se ha comprometido a respaldar al colectivo en su reivindicación para el estudio y la ampliación del dique de poniente a la Generalitat y ha confirmado la elevación de esta cuestión al debate plenario a través de una moción para sumar respaldos del resto de grupos municipales.