• El Gobierno Provincial destina 91.000 euros al mantenimiento de este servicio que registra el récord de 14.141 obras prestadas
  • Sales: “Contribuimos a la igualdad en el acceso a la cultura de todos los castellonenses, independientemente de dónde elijan vivir

7 de marzo.

El servicio de bibliotecas móvil ‘Bibliobús’ de la Diputación de Castellón cierra su ejercicio de trabajo con cifras espectaculares, que dejan más de 15.000 kilómetros recorridos por las distintas rutas del interior, llevando el préstamo de libros y documentos a 25 municipios de las comarcas del Alto Palancia y Els Ports. Con ello, el Gobierno Provincial destina 91.000 euros al mantenimiento de este servicio para el fomento de la lectura en las zonas rurales como parte de su prioritario programa contra la despoblación rural, Repoblem.

El vicepresidente primero de la Diputación y diputado de Cultura, Vicent Sales, ha asegurado que “este emblemático servicio concentra los objetivos de la Diputación por la igualdad de oportunidades de todos los castellonenses y también por dotar de más y mejores servicios a los pueblos con tal de evitar y revertir la tendencia de despoblación en nuestro interior”.

En ese sentido, es importante señalar la excelente acogida que ha tenido en el último año el Bibliobús, pues si bien es cierto que todos los años registra buenos datos de préstamos, en 2017 se ha alcanzado el récord de 14.141 obras prestadas, siendo los libros los más demandados (11.540) y entre ellos los libros infantiles lideran el ranking con 7633 ejemplares (un 66% de los libros prestados por el Bibliobús), seguido de novelas con 3.003.

Sales ha puesto en valor el trabajo que realizan los técnicos del servicio pues “las cifras de actividad ponen de manifiesto que con su trabajo fomentan la lectura entre jóvenes y mayores de las zonas rurales. De hecho, mantienen un índice lector superior al de la mayoría de bibliotecas estables de la provincia, lo cual quiere decir que estamos contribuyendo a la igualdad en el acceso a la cultura para todos los ciudadanos de la provincia, independientemente de su lugar de residencia”.

Cabe señalar que esta importante labor del Bibliobús de la Diputación de Castellón se viene realizando ininterrumpidamente desde hace 29 años. A pesar de que su creación se remonta al año 1979, funcionó entonces durante cuatro años para retomarse más tarde como servicio ininterrumpido en 1987.

El público juvenil, el mayoritario

Es precisamente el público infantil el mayoritario de entre los usuarios del sistema. Así, y tal y como registra la memoria de actividad del Bibliobús, un 59% de los usuarios son niños y niñas menores de 14 años.

Estamos en un ratio de préstamo de 1,98 libros por potenciales lectores. Eso es una muy buena noticia pues, si bien es cierto que tenemos que lamentar que cada año está descendiendo la población potencialmente usuaria de este servicio, la demanda de libros y otros documentos aumenta progresivamente hasta alcanzar estas cifras de récord con las que estamos muy satisfechos y por las que felicito a todo el personal que lo hace posible”, ha concluido el vicepresidente Sales.