• La coalición pide por escrito a la Mesa la paralización del trabajo el próximo día 8 de marzo para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres

 

Madrid, 7 de febrero de 2018

El senador de Compromís, Jordi Navarrete, ha realizado una “valoración muy negativa” del proyecto de Ley de la Sequía que ha superado hoy la fase en el Senado. A su juicio “no ha contado con el consenso de los afectados y no ha estimado ni una de la decena de enmiendas planteadas que hemos trasladado y que surgen de agricultores y ganaderos como la Unió de Llauradors y la Unión de Uniones que agrupa y representa agricultores de buena parte del Estado”.

 

Un sector que no es viable no tiene futuro”, ha alertado Navarrete a los representantes del PP, a los que les ha reclamado altura de miras “y que contribuyan con fondos por 300 millones, anunciados al Plan de Seguros Agrarios Combinados, al sobreesfuerzo que deben asumir los trabajadores del sector primario con los seguros para que este riesgo esté cubierto por los seguros a un precio razonable”.

 

En esta medida tenían puestos los ojos muchos agricultores ya que podía suponer un ahorro en la contratación de este seguro. Asimismo Navarrete ha recordado que ha eliminado del articulado el Fondo Extraordinario de 1.000 millones que fue aprobado en el Congreso de los Diputados.

 

El senador ha cuestionado la capacidad de los gobiernos del PP por gestionar los recursos hídricos, ya que “en Madrid con la presunta corrupción en el canal, o con la Fundación Agua y Progreso, financiada por Francisco Camps con 7 millones de euros para atacar la política hídrica del gobierno precedente y que se contrató con la trama Gürtel a través de Special Events, empresa administrada por la mujer de Correa. De eso sí que sabían”, ha ironizado.

 

El senador castellonense ha recordado que tampoco Acuamed fue un ejemplo de buena gestión “sino una vergüenza que acabó con actuaciones muy necesarias”. Todo este que podría haberse gastado, según los representantes de la coalición, en construir adecuadamente la balsa de San Diego en Villena, una de las más grandes de España, que estaría ahora almacenando 20 hm3 de agua para los regantes de València y Alacant “y no una chapuza inservible como es ahora”, o en dotar del suministro eléctrico que precisan las desaladoras de Mutxamel o Torrevella.

 

La primera desaladora no funciona y la de Torrevella podría llegar a los 80 hm3 si se aumenta la potencia eléctrica. Eso son políticas rápidas, asequibles y baratas. Pero lo es mucho más la reutilización de agua residuales convenientemente tratadas o de almacenamiento del agua de lluvia, con menores costes ambientales que la desalación y que puede tener beneficiosos efectos en los acuíferos y mejora en las reservas de agua”, ha reprochado Navarrete.

 

El senador ha echado en falta medidas para flexibilizar las tarifas del consumo energético y ha tildado de populistas incluir los famosos planes de empleo rural de Andalucía entre las medidas contra la sequía “o que se incluyan enmiendas a la carta referidas a Andalucía y Extremadura de PP y PSOE. Se ven claramente sus prioridades”.

 

Paralizar la actividad el 8 de marzo

Por otro lado la coalición ha registrado una petición dirigida a la Mesa del Senado para paralizar la actividad parlamentaria el próximo 8 de marzo coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer y reivindicar la igualdad real entre hombres y mujeres “con el objetivo de demostrar el compromiso de esta Cámara en la lucha por la igualdad en todos los ámbitos de la sociedad, incluyendo el de la representatividad política y demás niveles de Gobierno”.