• La mayor exposición de patrimonio sacro restaurado de Castellón ha impulsado el turismo con sus tres sedes abiertas desde agosto
  • Sales: “Ha cumplido con su labor de dar a conocer el rico patrimonio de Castellón, que es motivo de orgullo para todos”

13 de enero.

La Diputación de Castellón concluirá mañana la segunda edición de La Llum de la Memòria, una ambiciosa exposición de arte sacro restaurado de la provincia que se ha desarrollado en Benassal y Castellfort. Así la mayor exposición de patrimonio sacro restaurado de Castellón cerrará sus puertas con un gran éxito tras haber incentivado el turismo con sus tres sedes abiertas en ambos municipios desde su inauguración el pasado mes de agosto.

 

El vicepresidente de la Diputación y diputado de Cultura, Vicent Sales, ha explicado que “a la vista de la buena acogida que ha tenido la Llum de la Memòria, estamos seguros de que el balance de visitas será muy positivo. Hemos convertido esta muestra en un aliciente más para conocer esta preciosa zona de Castellón”.

 

En ese sentido, Sales ha señalado que “tras las buenas valoraciones que hemos recibido de las personas que han conocido la exposición, desde el Gobierno Provincial estamos convencidos de que se ha cumplido el objetivo con el que trazamos esta iniciativa, que es conocer y poner en valor el rico patrimonio que tiene nuestra provincia y que es motivo de orgullo para todos los castellonenses”.

 

Cabe señalar que el vicepresidente ha convocado esta próxima semana a una reunión de trabajo a los alcaldes de los dos municipios con tal de poder valorar conjuntamente el funcionamiento de la exposición y cómo ha repercutido su puesta en marcha en la actividad turística tanto de Benassal como de Castellfort.

 

La Llum de la Memòria en Benassal

La exposición de Benassal se ha estado desarrollando en dos espacios tan emblemáticos para la localidad de L’Alt Maestrat como son el Forn de Dalt y la Torre de la Presó, también restaurados por los servicios de la Diputación de Castellón.

 

Así, estas exposiciones inéditas están compuestas por hasta 51 piezas de arqueología, escultura, pintura, orfebrería, papel y grabados provenientes de 27 instituciones diferentes de la provincia y Diócesis de Segorbe-Castellón y Tortosa. Además, el recorrido histórico comprende desde lápidas romanas, del yacimiento los cabañiles de Zucaina, a cruces góticas del siglo XV o dibujos del siglo XVIII propiedad de la Real Fábrica de l’Alcora.

 

La Llum de la Memòria en Castellfort

La tercera sede de la exposición La Llum de la Memòria se ha ubicado durante todo este tiempo y hasta su clausura mañana en el Ermitorio de la Mare de Déu de la Font de Castellfort, declarado Bien de Interés Cultural. Tras la recuperación por parte de la Diputación de la pintura mural que atesora el ermitorio, esta exposición en tan atractivo enclave muestra más de una treintena de piezas de arte sacro de estilo barroco, rococó y academicista de gran valor patrimonial, religioso y cultural.

 

El proceso de restauración de la espectacular pintura mural ha contado con una reintegración volumétrica y cromática mediante un estucado de la laguna central y de aquellas pequeñas lagunas localizadas en la escena mural además para la posterior reintegración del cromatismo de la obra empleando colores al agua y la técnica del regatino.

 

Cabe recordar que todo lo relativo a los dos ciclos expositivos de la ‘Llum de la Memòria’ impulsados por el Gobierno Provincial, el primero de ellos en Villahermosa del Río y este segundo en Castellfort y Benassal, se puede consultar en el portal web llumdelamemoria.dipcas.es.