• Un total de siete restaurantes de tres municipios del Alt Maestrat participan en estas jornadas que atraen un impacto de 100.000€

  • Martínez: “La coincidencia con Sant Antoni propiciará que sean todavía más visitantes los que disfruten de esta oferta turística

10 de enero.

La Diputación de Castellón impulsa la celebración de las VII jornadas Gastronómicas de la Trufa como evento dinamizador del turismo de interior con previsiones muy positivas para las próximas semanas. Y es que las jornadas tendrán lugar durante los fines de semana entre el 13 de enero y el 11 de marzo en un total de siete restaurantes de tres municipios de la comarca de l´Alt Maestrat (Benassal, Catí y Culla). La coincidencia con Sant Antoni en estos primeros fines de semana hará que sean todavía más los visitantes que se decidan a conocer de cerca estos pueblos con el ‘gancho turístico’ de las jornadas gastronómicas.

Así lo ha explicado el vicepresidente provincial de Turismo, Andrés Martínez. “Estas jornadas gastronómicas son ya una cita consolidada, una oferta turística importante para esta zona del interior en una época del año en que ayuda a desestacionalizar la actividad de restaurantes, hoteles y establecimientos de los pueblos”.

En ese sentido, Martínez ha explicado que “además, la coincidencia con las fiestas de Sant Antoni propiciará que sean todavía más visitantes los que se decidan a disfrutar de esta completa oferta turística, una oportunidad excelente para conocer estos preciosos municipios del interior de la provincia y su atractiva oferta turística, cultural y gastronómica”.

Generar actividad adicional en los pueblos con el turismo

Hay que tener en cuenta que estas séptimas jornadas nacen con el objetivo de seguir mejorando las cifras de turistas y de impacto sobre la actividad económica de los municipios. Un ambicioso objetivo, ya que desde su nacimiento estas jornadas gastronómicas están suponiendo para los establecimientos participantes una media de mil menús adicionales a los habituales. El impacto de las jornadas y de la feria se estima en unas 3.500 personas a los municipios participantes, con un impacto económico de más 100.000 euros.

Como parte del proyecto estratégico de la Diputación, Castelló Ruta de Sabor, esta marca guía está contribuyendo a hacer de nuestra gastronomía una oportunidad de desarrollo para nuestros pueblos. En este caso, desde la vertiente más turística con las jornadas gastronómicas, pero también con otras iniciativas que se están articulando directamente dirigidas a tomar conciencia de la calidad de los productos de nuestra tierra para aumentar su consumo”, ha indicado Martínez.

Son siete los establecimientos de restauración que ofrecen menús basados en la trufa con precios entre los 28 y los 35 euros, y que combinan la gastronomía tradicional de la zona con innovaciones basadas en la excelente trufa de la zona.

Además de los deliciosos menús elaborados por los restauradores de estos municipios y en los que la trufa de Castellón presta todo su sabor, los asistentes a estas jornadas gastronómicas podrán adquirir trufa fresca y productos elaborados con ella en distintos comercios de las localidades participantes.

Toda la información de los establecimientos participantes, menús y precios de las jornadas se pueden consultar en el siguiente enlace de la web del Patronato Provincial de Turismo: https://goo.gl/YwVZaU