Ángel Badenas reprocha a Isabel Bonig que en la reunión de barones con Rajoy no exigiera la quita de la deuda para la Comunitat

 

  • El vicesecretario provincial del PSPV-PSOE considera que en el cónclave popular quedó claro que Feijóo manda mucho en Génova 13 y que Isabel Bonig y el PP valenciano “no pintan absolutamente nada”

 

Castellón 13/02/2018.

El vicesecretario de Acción Sectorial de la Ejecutiva Provincial del PSPV-PSOE, Ángel Badenas, considera muy grave que en la reunión de ayer de barones y baronesas con Rajoy, la presidenta regional del PP, Isabel Bonig, “callara para no molestar a sus jefes” cuando se tomó la decisión de no hacer quitas de la deuda que arrastran las Comunidades peor financiadas, como la Valenciana.

Badenas asegura que lo que ayer quedó claro es que en el PP Feijóo se atreve a dar sus opiniones “y por lo que parece, a imponerlas”, mientras “Isabel Bonig se limita a ir a Madrid, salir en la foto, pero muy en la esquina, donde casi no se la ve, y callar cuando son atacados los intereses de la Comunidad Valenciana”.

El dirigente socialista cree que la presidenta regional del PP “debería haber mandado callar a Feijóo, exigiendo además a Rajoy y Montoro una urgente y satisfactoria solución para el problema  de la infrafinanciación que sufre nuestra tierra”. Pero no lo hizo, “prefirió callar para mantener el sillón”.

Llegados a este punto, Badenas considera que los socialistas “estamos en la obligación de hablarle claro a la ciudadanía, tenemos que decir que, a pesar de la intachable gestión del President Puig y su Gobierno, las deficiencias en los servicios públicos que puedan producirse en el futuro, serán culpa del Partido Popular y, muy especialmente, de su presidenta regional, Isabel Bonig, que prefiere callar donde debería reivindicar”.

Y es que según Badenas, “las arcas de la Generalitat Valenciana están bajo mínimos por todo lo que se ha robado durante los 20 años de Partido Popular, porque hace 5 que Rajoy tendría que hacer actualizado el sistema de financiación autonómico y se niega a hacerlo; y porque se cierra la puerta a una quita que resulta imprescindible en estos momentos para que la Comunidad resulte viable”.

Por lo tanto, “todos debemos tener claro que la falta de médicos, profesores o las deficiencias en la gestión de la dependencia que pueda haber a partir de ahora, tienen unos culpables: los dirigentes del Partido Popular”.

Y muy especialmente, su presidenta, Isabel Bonig, y “su lugarteniente en Castellón, Miguel Barrachina, quien por el apego a sus sillones, tampoco se planta ante sus jefes”.