• Todos los años se deniegan miles de becas por superar el umbral de patrimonio, el cual es de 1700 euros.

El gran problema de estas denegaciones lo encontramos cuando vemos que las ayudas para el alquiler y las ayudas sociales se consideran “ganancias patrimoniales”, con lo que son siempre los que menos tienen los que salen perdiendo.

Como ejemplo vamos a poner lo ocurrido a una compañera: Divorciada, 6 años sin poder trabajar por problemas de salud, su hijo estudia Grado de Economía en la Universidad de Valencia, en el 2016, habiendo agotado ya todas las prestaciones que tenía, solicita y le conceden en los Servicios Sociales una renta garantizada de 416 euros. Pues bien, a la hora de hacer la RENTA del 2016, esta ayuda queda computada como ganancias de patrimonio, por lo cual, sin haber tenido ningún ingreso por trabajo que supere el umbral de renta mínimo, a su hijo deniegan la beca.

La Renta Garantizada es una ayuda no contributiva, pero si el Ayuntamiento se equivoca con los códigos y no la pone como tal, pues ya la hemos liado.

¿A quién hay que reclamar en este caso?¿ Al Ayuntamiento? ¿ A Hacienda?.

Reclames a quién reclames los plazos son cortos, y si un simple certificado del Ayuntamiento te tarda más de 10 días, en el curso lectivo la beca no la cobras.

Lo mismo sucede con las ayudas para el alquiler, si pagas de alquiler por ejemplo, 370 euros al mes, y te conceden la ayuda, ya te denegarían la beca.

Lo justo sería que ningún tipo de ayuda social se computara como ganancia de patrimonio, ya que de esta forma los únicos que pierden son los de siempre, los que menos tienen como ya hemos dicho.

Todo esto puede dar pie a que muchos estudiantes abandonen la Universidad, lo cual nos lleva a pensar una cosa ¿será acaso esta una forma de impedir que los hijos de los pobres estudien? ¿Acaso no es lo que siempre ha querido desde hace años la derecha española?

Piensen!!

 

Cercle Podem Benicarló