La Policía Local de Peñíscola cuenta con dos desfibriladores financiados por la Diputación Provincial de Castellón para el uso de los agentes en caso de tener que asistir a personas que sufran una parada cardiaca, desfibriladores que están ya integrados como dotación en los vehículos policiales. El Intendente Jefe de la Policía Local, Antonio Morejón, ha manifestado que esta dotación es “importantísima, porque no hay que obviar que los Policías Locales son, en la mayoría de los casos, los primeros en llegar  al auxilio de las personas y es de vital importancia poder iniciar la maniobras de reanimación cardiopulmonar en la mayor brevedad posible”

 

El 80% de los componentes de la plantilla de la Policía Local ya ha realizado el correspondiente curso de formación que les capacita para el uso de los desfibriladores, el resto de agentes están ya a la espera de poder realizar el curso de DSA que se irá actualizando de forma periódica para la totalidad del equipo. Estos equipamientos son autónomos, con una duración y garantía de uso de tres años y serán, asimismo, revisados anualmente, quedando garantizado su uso hasta en trescientas intervenciones.

 

Con esta adquisición el alcalde, Andrés Martínez, ha manifestado: “Peñíscola se refuerza como territorio cardioprotegido, pues estos nuevos equipos se suman al ya existente en el pabellón polideportivo y a los disponibles a lo largo de la temporada de baño en las playas de la localidad”, éstos últimos a los que se ha referido el munícipe se ha