• Pallarés: “Una sanidad de calidad y el mantenimiento de los servicios asistenciales básicos es fundamental para luchar contra la despoblación”

 

 

10 marzo 2018.-

La secretaria de la zona norte de la provincia de Castellón por el PPCS y alcaldesa de Canet lo Roig, Mª Ángeles Pallarés, ha lamentado que “los continuos recortes de la consellera Montón en el Hospital Comarcal de Vinaròs son un agravio para las oportunidades y para la calidad asistencial de nuestra gente”. Para la responsable del PPCS, “una sanidad de calidad y el mantenimiento de los servicios asistenciales básicos es fundamental par luchar contra la despoblación”.

A los problemas en ginecología, con los recortes tanto en consultas como en cirugía, hay que sumar las listas de espera de 6 meses en digestivo, 7 en cardiología o 10 en neumología y para realizarse ecografías.

Pallarés ha lamentado que “Montón, con el beneplácito de Ximo Puig, está jugando no solo con nuestra salud sino con el desarrollo y el futuro de la zona de la provincia de Castellón. Para que nuestros municipios estén llenos de gente, es necesario que dispongamos de los máximos recursos”.

Para la alcaldesa de Canet lo Roig, “Ximo Puig es el máximo responsable de la situación que estamos padeciendo con los recortes en el Hospital Comarcal de Vinaròs porque sigue manteniendo a Montón como consellera de Sanidad pese a demostrar su incapacidad para gestionar”.

Para la responsable popular, “la falta de previsión es la tónica habitual de Carmen Montón que ahora, tras las denuncias de los sindicatos, dice que van a intentar solucionar el problema de la falta de personal. Como siempre, el Consell llega tarde y mal” porque “somos las mujeres las que sufrimos directamente las consecuencias de esta falta de gestión con anulaciones de consultas y en cirugía”.

Los ataques de Montón a la sanidad castellonenses son constantes. Más de 4.000 mujeres de la comarca del Alto Palancia se han quedado sin servicio de mamografía en Sergorbe y tienen que desplazarse a Sagunto para realizarse sus revisiones. A ello hay que sumar que el desmantelamiento del Hospital Provincial de Castellón, listas de espera, huída de médicos de los hospitales de Castellón, cierre del Banco de Sangre, cierre de quirófanos, o recortes en la prevención sanitaria.

“Este es el desastroso balance que ha hecho que los castellonenses hayamos convertido la sanidad en el segundo problema, según ha hecho público Ximo Puig a través del barómetro elaborado por la Generalitat Valenciana”, ha continuado Pallarés.