QUE NO DEFORMEN LA REALIDAD

  • El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Toni Lorenzo, recuerda que hoy la inversión ha crecido un 18 por ciento respecto a 2015 y que el hospital ha podido superar la situación de quiebra heredada del PP gracias “al empeño y la buena gestión del President Puig y la consellera Montón”.

 

03/02/2018. 

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Castellón, Toni Lorenzo, pide a los dirigentes del PP y de la Diputación Provincial que “dejen de desprestigiar al Hospital Provincial de Castellón, porque a pesar de las dificultades existentes, todas ellas heredadas de los 20 años de mal gobierno y despilfarro del PP, ha conseguido remontar el vuelo y ofrecer cada día un mejor servicio”.

Añade que “por mucho que se obstinen desde el partido popularista en negar la evidencia, los datos hablan por sí solos” y muestran que “nunca como ahora, se ha invertido tanto en el Hospital Provincial de Castellón, donde el presupuesto para el año 2018 es un 18% por ciento mayor que el último que elaboró la Conselleria de Sanitat en 2015, cuando era el Partido Popular el que estaba al frente de la Generalitat Valenciana”. Si en 2015 se invirtieron 77,2 millones de euros, en 2018 serán 91,2 millones de euros. 14 millones de euros más”.

El portavoz del Partido Socialista en la Diputación pide a los dirigentes del PP que “cesen en su empeño de desfigurar la realidad” porque “sorprende que hable de falta de inversión, aquella institución que no aporta ni un solo euro al presupuesto anual del hospital, porque lo que hay que explicar es que, de los 91 millones que se van a invertir, la Generalitat Valenciana aporta 67 y el Gobierno de España 24”. Lo único que hace la Diputación es “recibir en sus cuentas los 24 millones que aporta el Gobierno central y traspasarlos al Consorcio”.

Antonio Lorenzo pide respeto para los profesionales del centro hospitalario y para sus actuales gestores, que “lejos de pretender demolerlo, como una y otra vez repite Javier Moliner, “lo que han hecho ha sido salvarlo”.

Al respecto, añade que si el Hospital Provincial sigue abierto y ha superado la situación de quiebra a la que lo llevó el PP, ha sido “por el inequívoco compromiso del President Puig  y de la consellera Montón” porque hay que recordar que cuando echó a andar el Govern del Botànic, se encontró con un agujero de 30 millones que hubo que tapar y con 33 millones de euros en facturas falsas “que hablan bien a las claras de mala gestión, despilfarro y algunas cosas más graves”.

Afortunadamente, concluye Lorenzo, “ya hemos superado aquella oscura época en la que las averías del acelerador lineal eran constantes; ahora, como todo el mundo sabe, el hospital cuenta con uno nuevo acelerador de última generación”. Y el compromiso “es seguir trabajando”.