La casa adosada cuyo garaje sufrió un incendio el miércoles por la tarde en el número 39 de la calle Baix Maestrat de Vinaròs contenía en su interior unas 40 plantas de marihuana.

La policía judicial, junto a la brigada de servicios de Vinaròs, las retiró ayer por la mañana.

La vivienda era de alquiler y estaba habitada por cinco personas, según fuentes consultadas.

El incendio se originó en el garaje por una sobrecarga eléctrica. Precisamente en el garaje se acumulaban una gran cantidad de enseres que también estaban siendo retirados ayer.

La estructura de la vivienda al parecer no ha quedado dañada según las primeras evaluaciones técnicas, y la mayor afectación es en la entrada del garaje.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y de momento, no hay detenidos