“No nos damos cuenta, que la vida pasa, y un día cualquiera, al ser querido, al ser amado, la muerte tan fría, lo aparta de nuestro lado, y en un segundo, todo ha terminado.

Tu partida “Javi Fandos Carceller”, deja un vacío tan grande a tu madre, hermanas, familiares, compañeros de trabajo y a infinidad de amigos…con tan solo 38 años de edad.

Nadie duda que ha sido un golpe muy duro para todos la muerte de Javi.

En el Hospital Comarcal de Vinaròs, todos sus compañer@s de todos y cada uno de los departamentos han llorado y lloran su pérdida, porque era una gran persona, hospitalaria, alegre y compañero con un carácter excepcional, una gran vocación y una inmensa profesionalidad en su trabajo.

Hoy martes 6 de febrero al mediodía, donde la intensa lluvia que caída en Vinaròs, en la Iglesia Arciprestal no se cabía, para despedir las exequias de una gran persona. El silencio y las lágrimas despedían el cuerpo sin vida de Javier.

Multitud de coronas, centros de flores y un bonito corazón floral rojo sobre su arca, han despedido hoy en un multitudinario funeral, oficiado por Mosen Emili Vinaixa y Mosen Florencio Gavalda, sacerdote del Hospital.

Sabemos que no es para nada sencillo ni fácil, redactar y dedicar unas palabras de despedida a una persona tan querida que nos dejó este pasado fin de semana y hoy le hemos dado el último adiós.

A una madre desconsolada, hermanas, familiares, amigos y compañeros del Hospital Comarcal de Vinaròs, nuestro más sentido pésame por una pérdida irreparable.

¡Descansa en paz Javier Fandos Carceller, E.P.D!

Juanvi Gellida