Martes 29 de agosto de 2017. A las 19 horas las puertas del ayuntamiento de Vinaròs están cerradas a pesar de que debe reunirse el Consejo de Redacción del semanario Vinaròs. Aparecen el representante de Podemos y el del Partido Popular, nadie más. El jefe de redacción distribuye en la calle a los dos miembros asistentes los artículos de opinión. El de ACRA no está entre ellos porque el alcalde lo ha prohibido por tercera semana consecutiva.

Enric Pla, alcalde y director del semanario Vinaròs, censura como en las repúblicas bananeras una opinión de una asociación de vecinos legalmente constituida y que cumple escrupulosamente las normas establecidas para el semanario y que aprobó el pleno del tripartito de izquierdas.

La Asociación de vecinos y cívica Raimundo d’Alós por tanto afirma hoy que Enric Pla es un censor que imita a la perfección a los censores de las peores democracias existentes hoy en día. Se ha convertido en un alcalde opresor de la libertad de opinión.

La Asociación de vecinos y cívica Raimundo d’Alós remitirá a los medios de comunicación en las próximas horas el artículo de opinión y se demostrará de nuevo que el líder del tripartito de izquierdas es un obstáculo para la democracia.

ACRA no renuncia a publicar en el semanario Vinaròs y nos comprometemos desde hoy a remitir nuestras opiniones a un medio de comunicación público y que por tanto pagamos entre todos.

 

ARTÍCULO CENSURADO

Les remitimos el artículo de opinión de nuestra asociación que ha sido censurado por tres veces por el alcalde Enric Pla.

 

Plata o plomo

 

Cuando el narcotraficante Pablo Escobar sentenciaba “plata o plomo”, es decir o el dinero o la muerte, imaginamos que a quienes lo escuchaban se les helaba la sangre. En Vinaròs hemos llegado al mismo nivel. Una mujer, que ocupa un cargo en el hospital de Vinaròs por designación de la dirección actual y que fue candidata en las elecciones municipales por Tots i totes som Vinaròs, Podemos, escribió en una red social que “viendo este gobierno criminal, sí criminal yo encausaría hasta a los votantes del PP (plata o plomo) por apoyo a una banda mafiosa y criminal”.

La izquierda denosta a quienes no pensamos como ellos, se creen en posesión de una superioridad moral que les hace creer impunes porque después de cada salida de tono siempre existirá una manada en redes sociales que se encargará de desviar la atención. Pero la izquierda no es superior ni moral ni éticamente a la derecha. Por mucho que a ellos les cueste entenderlo.

La frase escrita por la seguidora de Pablo Iglesias es la demostración del verdadero pensamiento existente en Podemos. Hablar siempre en nombre del “pueblo” les ha hecho creer a muchos de ellos que “sólo ellos” son el pueblo y que el resto merecemos “plata o plomo”.

Como siempre la izquierda permanece callada ante semejante barbaridad y en redes sociales han intentado justificar unas palabras que merecerían unas disculpas públicas inmediatas si se tuviera un mínimo de dignidad y se creyera de verdad en la democracia y el debate de ideas.

Frente a los ataques desmedidos de la izquierda desde los postulados liberales nos queda mantenernos firmes en la convicción de la libertad individual y el respeto a los otros. La izquierda no respeta nada porque su objetivo es avasallar y convertirse en la ideología única. Recuerden que la CUP en Cataluña no solamente quiere la independencia sino una Cataluña independiente y socialista. Otro ejemplo más de la imposición que practica la izquierda allá donde alcanza el poder.

En Vinaròs la gente de Podemos desea a todos los votantes del PP “plata o plomo”, sin miramientos, sin ningún tipo de rubor y con la presunción de creerse inmunes. Se equivocarán una vez más, sus exabruptos y amenazas nunca sustituirán a las ansias de libertad de la gente de bien a la que amenazan.

 

ACRA – Asociación de vecinos y cívica Raimundo d’Alós