Cuando llegan las vacaciones sentimos alegría porque finalmente podremos estar relajados y darnos un descanso bien merecido.

Sin embargo, también suele ocurrir que después de habernos esforzado durante todo un año, llega ese momento en el cual gastamos energía de manera desenfrenada, y cuando retornamos a casa nos percatamos que no tenemos ningún fondo de ahorro.

Gananci ha diseñado una serie de consejos para utilizar mejor nuestras tarjetas de crédito durante esta época de vacaciones, ya que este período genera gastos que seguramente, por más que hayamos trazado un plan, siempre son adicionales.

Para que este período no deje una época posterior de bancarrota y sacrificios innecesarios reponiendo las finanzas, hemos decidido compartir contigo algunos trucos para que ahorres cuando estés de vacaciones.

Trucos para ahorrar en vacaciones

  • Escoge un mes en el que sea más económico: ya que en función de los meses, los costos de los vuelos varían. La recomendación es ir comparando los precios que ofrecen las aerolíneas en los distintos meses del año, de forma que puedas verificar qué día puedes adquirir un costo más accesible. Esto sin duda es un gran ahorro. Trata de no comprar los fines de semana, y realiza las búsquedas entre los días martes a martes, en lugar de buscar de viernes a viernes.
  • Realiza tu viaje en temporada baja: evita los viajes durante la época navideña o durante el verano. Podrás disfrutar de costos bajos fuera de las temporadas.
  • Prefiere el vuelo con escalas: no importa si pierdes un poco de tiempo, pues tal vez tampoco lleves apuros. Pero, lo que sí ganarás es dinero, ya que esta opción también resulta menos costosa que los vuelos directos.
  • Alterna tu búsqueda: de tal forma que puedas examinar precios con diferentes aerolíneas, e incluso en distintos aeropuertos.
  • Reserva con tiempo: un lugar para estacionar tu vehículo en el aeropuerto, en caso que necesites dejarlo allí, ya que si lo haces en el último momento, el costo será más alto.
  • Come lo que has preparado en casa: bien sea durante el vuelo o durante tu espera en el aeropuerto. Esto podría ayudarte a ahorrar suficiente dinero.
  • Olvida el exceso de equipaje: muchas veces esta es una de las preocupaciones más constantes. Puedes usar alguna prenda que esté de más, o simplemente viajar solo con lo esencial. Pues, la idea de las vacaciones es disfrutar, y ya el exceso de equipaje implica un estrés.
  • El alojamiento más accesible: y este aspecto te permite decidir entre varias alternativas, pues, puedes recurrir a intercambiar casas. Esto lo hacen mucho quienes están aburridos de ir a un hotel y prefieren sentir la calidez de un hogar. El único costo que esto tiene es que coloques tu casa también en disposición para otro intercambio, por lo que será un verdadero ahorro. Otra opción es rentar una habitación, y para eso hay muchas posibilidades hoy día, ya que muchas personas ofrecen en alquiler, a través de sitios online, sus habitaciones, el apartamento, e incluso el sofá o el espacio del jardín. Esto permite guardar mucho dinero ya que las opciones son realmente accesibles, y nos permiten ir a sitios que nunca imaginamos.
  • Al llegar a tu destino también es importante ahorrar: y esto puedes hacerlo por ejemplo cuando te alimentas y frecuentas los restaurantes que visitan los locales, en lugar de tomar las opciones más lujosas diseñadas para turistas. También puedes proveerte de alimentos en el supermercado.
  • Usa la tecnología: para valerte de muchos recursos que te permitan ahorrar dinero, por ejemplo, en tu teléfono inteligente dispones de mapas, aplicaciones para hacer uso de linterna, guías de viaje, entre otras.
  • También puedes trabajar: sí, aunque las vacaciones sean para relajarnos, tal vez esta sea una oportunidad para dedicarte a lo que verdaderamente siempre te ha apasionado, quizás pintas retratos en alguna esquina y venderlos a costos accesibles para otros turistas, enseñar algún idioma, entre otros. Esta idea podría ayudarte no sólo a ahorrar sino que a que regreses a casa con algo de dinero, en lugar de deudas.
  • Visita los lugares con entradas gratuitas: para verificar esta información puedes visitar algunas páginas online, revisar la guía para viajeros, o ver en algún periódico local las funciones culturales gratuitas de las cuales disponen.

Tal  como has observado, existen muchas opciones para poder viajar y disfrutar tus vacaciones de una manera menos costosa. Recuerda escoger un seguro de viaje que puedas pagar al año, y no sólo para viajar en una sola oportunidad, ya que el costo se incrementa.

Lo más importante al momento de ahorrar en vacaciones es hacer una revisión exhaustiva en Internet, y establecer comparaciones entre las opciones. Finalmente, lo que más importa para las vacaciones es pasarlo bien, en lugar de derrochar dinero comprado cosas que luego olvidaremos al llegar a casa.

Edith Gómez
Editora – gananci.com