Castellón. 12/11/2017.

La secretaria de Organización del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, Ana Edo, lamenta que los dirigentes del PP antenpongan los intereses de su partido a los del conjunto de la provincia de Castellón y de la Comunidad Valenciana. Edo censura la actitud del PP, cuyos dirigentes, a una semana vista de la manifestación del próximo día 18 de noviembre, se siguen negando “a arrimar el hombro para conseguir que la Comunitat pueda disponer de una mejor y más justa financiación”.

La secretaria de Organización socialista dice que “la felonía de los dirigentes del PP traspasa con creces los niveles de lo permisible, ya que mientras exigen sin parar que la Generalitat realice inversiones de todo tipo en la provincia de Castellón, se niegan a ayudar para que los valencianos podamos disponer de una justa finaciación que nos ayude a tener los ingresos que necesitamos y nos merecemos”.

Ana Edo cree que Isabel Bonig y Miguel Barrachina deberían dar un paso al frente y plantarse ante Rajoy anunciando que irán a la manifestación del próximo sábado. Considera “muy llamativo” que “finalmente, vaya a acudir hasta  Ciudadanos, y que el PP siga escondido y sin comprometerse”

Edo destaca que la manifestación del próximo sábado es apartidista, que “se trata de una movilización de los sindicatos UGT y CC.OO. que será respaldada por el conjunto de la sociedad, por todo tipo de ascociaciones, incluidas las empresariales, sindicatos y partidos políticos. Una reivindicación social a la que únicamente dará la espalda el Partido Popular”.

Una seria “deslealtad” del Partido Popular con quienes vivimos en la provincia de Castellón, que Bonig y Barrachina perpetran aún sabiendo que al estar tan mal financiados, la Generalitat deja de invertir cada año en nuestras comarcas 202 millones de euros. Según aclara, “si la Comunitat estuviera bien financiada, el President Puig podría invertir cada año en la provincia de Castelló 202 millones de euros más que en la actualidad”.

Y es que al año cada valenciano recibe del Estado 237 de euros menos de la media de las Comunidades Autónomas y 839 euros menos que los ciudadanos de la Comunidad mejor financiada”.