La presidenta del PPCV y síndica del Grupo Popular en Les Corts, Isabel Bonig, ha realizado esta mañana una visita al Hospital Comarcal de Vinaròs acompañada del diputado del PP de Castellón Miguel Barrachina, el vicesecretario de política local, Héctr Folgado y el presidente del PP de Vinaròs Lluis Gandia y el portavoz municipal Juan Amat para conocer de primera mano la situación de este centro hospitalario y las principales carencias sanitarias de la comarca.

Según Bonig, “el Gobierno de Puig y Oltra ha abandonado completamente a las personas y la sanidad pública valenciana”, señalando que en el hospital de Vinaròs “el PP invirtió en la última ampliación 10 millones de euros para dotar de mayor servicio a los ciudadanos de estas comarcas, abrimos en 2015 la segunda planta y hoy vemos como la administración autonómica mantienen este hospital bajo mínimos y ni abren la tercera planta”. Bonig aseguró que la falta de personal “no es tan solo en este hospital sino en todas las áreas de salud de la Comunitat Valenciana”.

La presidenta del PPCV criticó que Oltra “mientras tiene 12 asesores, el máximo legal, hoy tiene la residencia de tercera edad de Carlet con falta de personal”. Bonig también advirtió que “si tal como ha dicho Puig, cuando se produzca la recuperación pública de la gestión del hospital de La Ribera, se mantendrán los mismos servicios, presentaremos una iniciativa para reclamar estos mismos servicios para todos los hospitales comarcales, incluido el de Vinaròs, porque no podemos permitir que un capricho ideológico de Puig y de Oltra cueste dinero a los valencianos y además los discrimine creando valencianos de primera y de segunda”.

En cuanto a la próxima reunión con el ministro Montoro, señaló que “creemos que hay que cambiar el modelo de financiación que aprobó el gobierno del PSOE con el silencio de Puig y Oltra y que discrimina a esta Comunitat, y vamos a decirle al ministro que queremos este cambio de financiación”. También dijo que “no es momento de manifestaciones sino de la política y del diálogo, y el acuerdo que alcancemos entre todos, llevarlo al Congreso de los Diputados para cambiar la Ley orgánica” y concluyó que “necesitamos los votos del PSOE, de Compromís y de Podemos y apelo al presidente Puig a que sea el momento del diálogo y no de la pancarta para aprobar este modelo de financiación”.