Este jueves día 12 del presente mes de octubre, el mundo católico celebra las festividad de la Virgen del Pilar, patrona de España y de la Hispanidad.

En nuestra ciudad de Vinaròs, y concretamente en la Parroquia Arciprestal de “La Asunción”, los vecinos de la C/. del Pilar junto con el “Centro Aragonés de Vinaròs”, celebraban por todo lo alto esta festividad.

Momentos antes de las 12 del mediodía llegaban a la Arciprestal en procesión, los vecinos de la C/. del Pilar llevando a hombros la imagen de la Virgen, precedidos por la “Colla de dolçainers i tabaletrers” des “Nanos y gegants”, los cuales y con sus toques animaron ya la jornada previa que se presentaba. Este año notamos a faltar la gran bandera, portada casi siempre por la misma persona. Esperemos verla de nuevo en próximos años.

Una componente de “Centro Aragonés de Vinaròs” daba la bienvenida a todos los fieles que allí nos reunimos. En lo que dijéramos una “misa baturra”, ofició la Eucaristía mossèn Emilio Vinaixa, párroco de dicha parroquia, el cual sabemos que disfruta mucho de esta celebración. La presencia de la Virgen con su peaña, la buena homilía del mossèn, en la cual decía que estaba contento del día de hoy de la Virgen del Pilar, porque ya a la primera misa a las 9 de la mañana, unas 200 personas habían asistido. Concretamente esta misa matutina, está organizada por la “Corte de Honor” de la Virgen del Pilar de nuestra ciudad, y agradecía el mossèn la presencia de fieles que llenaron al completo el templo, habiendo incluso personas de pie. Hizo una breve historia de lo que representa la Virgen María en su advocación del “Pilar”, y como momento emotivo recordó a los fallecidos tanto de los vecinos de la C/. Pilar, como los del “Centro Aragonés”. Agradecía la presencia del “Grupo de Jota” del Centro, los cuales con su música y sus cantos, daban mayor realce a la celebración, recuerden sino aquello que dice..”el que canta, reza dos veces”.

Al finalizar la Eucaristía, el grupo de danza bailó a la Virgen una bella jota con los bellos sonidos de la rondalla. El marco fue precioso, con las flores de la ofrenda, la Virgen la rondalla y los bailadores.

A la salida del templo, de nuevo el “Grupo de Jota”, concretamente en la plaza Parroquial, le bailó y cantó a la Virgen del Pilar, dándose así por finalizado el acto.

¡Viva la Virgen del Pilar!

 

    Salvador Quinzá Macip