NOTA DE PRENSA

 

  • El PP reivindica una institución útil a la provincia. “No podemos amparar políticas que en lugar de ayudar a las familias, las abandonan para financiar las siglas de un partido”

  • Vicent Sales (PP): “En un año, el PSOE ha echado a la calle a los sanitarios que salvan vidas, ha dejado sin empleo a 41.500 familias y y ha dejado a la provincia sin vuelos”

El Grupo Popular en la Diputación ha reivindicado hoy una institución útil a la provincia que proteja a las familias y garantice sus oportunidades en un momento especialmente crítico agudizado por la pandemia del Covid-19. “El PSOE ha vaciado la provincia para apesebrar a Ximo Puig, ha convertido la institución útil que forjó el PP en una sucursal bancaria al servicio de las siglas de un partido. Y Castellón no merece este maltrato”.

El portavoz del PP en la institución, Vicent Sales, ha defendido “esta tierra de oportunidades que debe seguir siendo líder en infraestructuras, servicios y recursos, no la diana de los dardos de un gobierno que desmantela la sanidad pública, ampara los recortes en Cercanías, bloquea la autovía del interior, alimenta la regresión de la costa y vacía de aviones nuestro aeropuerto”.

Desde el PP “vamos a seguir ejerciendo de fortín a estas políticas regresivas”. “Estamos aquí para ambicionar y crecer, para dar soluciones a las provincia, no para generarles problemas. Y eso es precisamente lo que se ha conseguido en un año, recortar recursos, restar oportunidades y negar soluciones a quienes esperan respuestas”.

La provincia de Castellón ha conocido hoy que 41.500 familias están en paro y “esta Diputación sigue sin activar ayudas directas a los autónomos. Nos preguntamos a qué esperan”. “Si no blindamos el tejido productivo, si lo dejamos caer, esta provincia enfrentará una crisis sin precedentes. Nos hemos de anticipar con todos los mecanismos que disponemos, aprovechando los fondos económicos que disfruta esta institución gracias al esfuerzo que realizamos durante años”.

Y “ahí nos tendrán”. Porque la Diputación “debe mantener su vocación de servicio frente a su deseo de ejercer de cajero automático de Ximo Puig. Castellón merece la pena, hay que luchar por ella, sacrificarse por su futuro y plantar cara a quienes la castigan. Es el momento de demostrar que somos capaces de unir esfuerzos y garantizar las oportunidades de la provincia, no de ponerse de perfil para ignorar los problemas. Trabajen por Castellón, es lo único que importa”.