Los vecinos de la calles Zaragoza y Ulldecona, se mostraban está misma mañana, muy indignados por las obras de dichas calles, ya que hace más de tres meses que están siendo afectados por las mismas.

Vecinos de ambas calles, mostraban su malestar tras haber hablado con la técnico de urbanismo y nos comentaban a Diari del Maestrat, los propios propietarios de los vados de dichas calles, que se tendrán que hacer y costear ellos mismos las rampas correspondientes, para entrar y salir a sus propios garajes, ya que el Ayuntamiento no quiere rebajar dichos accesos de entrada.

Algún que otro comercio, también se quejaba por la bajada de clientes en sus negocios, por estar cortadas dichas calles y no ser accesibles.

JG