• En el pleno municipal del mes de septiembre se consiguió poner en consenso al bipartidismo en un tema tan complicado y grave como es la ocupación ilegal de viviendas (11votos a favor PSOE, 5 votos del PP, 3 votos Cs y la abstención de los 2 votos de Compromís).
La moción presentada por el grupo municipal de Ciudadanos puso de manifiesto los problemas de la vivienda sobre la mesa, forzando a los dos principales partidos a aproximar posturas y consensuar acuerdos.
 
Si bien nos hubiera gustado llegar al consenso con anterioridad e ir al pleno con una moción conjunta de todos los grupos municipales, incluso del grupo municipal de Compromís,  el hecho de acordar el instar a cambios legislativos en materia de ocupación ilegal y la puesta en común de la protección a la propiedad privada frente a formas delictivas de apropiaciones es un punto de partida muy positivo. 
 
Además se reconoció la necesidad de considerar también ocupación ilegal los locales comerciales, naves industriales y fincas rústicas.
 
Este hecho junto a la aprobación de la iniciativa presentada por grupo de Compromís para la elaboración de un plan municipal de vivienda pone de manifiesto la preocupación de todos los grupos por este problema social.
 
Desde Ciudadanos siempre decimos que vinimos para hacer política útil y llegar a consensos en beneficio de los benicarlandos. Propuestas como las del jueves noche en el pleno del mes de septiembre lo demuestran.