• Las inversiones se concretan en la mejora de instalaciones educativas, deportivas y de servicios sociales, como la reforma en la ludoteca municipal, la mejora en el edificio de la unidad de respiro para mayores; así como mejoras en el entorno del Casco Antiguo
  • Las sentencias urbanísticas heredadas de gobiernos anteriores condicionan las cuentas y obligan al ejecutivo local a pagar un millón de euros anualmente desde 2018 y durante los siguientes 7 años
  • Sin tener que hacer frente a las sentencias de la izquierda, el Ayuntamiento finalizaría esta legislatura con deuda 0€

El Ayuntamiento de Peñíscola ha aprobado hoy en pleno ordinario el proyecto de presupuesto para 2018, siendo el primer ejecutivo de la provincia en el cumplimiento de esta tramitación.

La concejal de Hacienda, Sandra Albiol, ha defendido la previsión para las cuentas locales del año próximo como un presupuesto “realista, reflexivo, responsable y riguroso con el cumplimiento de la ley y con el compromiso que el gobierno municipal tiene con los ciudadanos y ciudadanas de Peñíscola”, detallando que el conjunto de gastos previstos se centran en “dar cobertura a todos los servicios que el Ayuntamiento debe prestar de forma eficiente,reforzando las partidas relativas al gasto social”.

Concretamente ha destacado, en materia de inversiones (395.000€), que la totalidad de las mismas “están orientadas a mejorar espacios de uso social y compartido, como por ejemplo la inversión prevista para la mejora del edificio en el que está ubicada la Unidad de Respiro familiar para nuestros mayores, o la reforma de la Ludoteca municipal; así como las mejoras previstas en instalacioens deportivas como el pabellón polideportivo o la pista de frontenis” esta última obra, respondiendo a la petición vecinal más apoyada en el procedimiento de Presupuestos Participativos.

Además de estas inversiones, el presupuesto municipal para 2018 contempla la mejora del pavimento en diversos viales del Casco Antiguo , obra que dará continuidad a la que se ejecutará en los próximos días en las calles Príncipe, Atarazanas y Bajada del Bufador, consignada en el actual presupuesto.

El refuerzo en la partida de Emergencia Social o el incremento en los programas y actividades en el área social, “son el resultado del compromiso de este equipo con el bienestar de los vecinos y vecinas de Peñíscola”.

 

La deuda heredada

Por lo que respecta a la deuda municipal, Albiol ha sido contundente en este apartado explicando “la gravísima carga que llevamos en los futuros presupuestos municipales, incluído el del año próximo, por tener que pagar un millón de euros anuales para hacer frente al cumplimiento de sentencias urbanísticas a consecuencia de la nefasta gestión de gobiernos de izquierdas en nuestro municipio durante los años 80”. Concretamente Albiol ha destacado que este año próximo el Ayuntamiento amortizará 1,4 millones de euros de deuda, asegurando que “de no ser por las sentencias, este Ayuntamiento contaría con deuda 0€ al término de la legislatura, algo que no será posible por la irresponsabilidad de gobiernos socialistas anteriores que han hipotecado las inversiones futuras en nuestra ciudad”.

A pesar de ello, Albiol ha insistido “en la responsabilidad en la gestión del actual equipo de gobierno presidido por Andrés Martínez, que afronta el incremento del gasto social, el mantenimiento de servicios públicos de calidad y la devolución de la deuda sin subir impuestos a los vecinos y vecinas de Peñíscola”.

El presupuesto aprobado en pleno ordinario del mes de noviembre asciende a 14.391.370,92€, un 2,7% más que el año 2017. Las cuentas han sido respaldasas por el Partido Popular y Ciudadanos; con la abstención de José Sánchez, uno de los concejales no adscritos a grupo y ex integrante de la agrupación de electores La Roca; tanto el representante de La Roca, como el PSPV han votado en contra, así como J.Ángel Trillo, concejal no adscrito a grupo y ex integrante de La Roca.