CASO GÜRTEL

  • El Partido Socialista destaca que en sus 27 años ejerciendo un cargo público, Barrachina jamás ha alzado la voz para criticar la extraña manera de hacer política de su partido, “basada en la mentira y el engaño”. Tampoco lo ha hecho Isabel Bonig.

 

Castellón. 15/02/2018.

La vicesecretaria general primera del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, Ana Edo, lamenta que “con la cantidad de buenas cosas y buena gente que tenemos en esta tierra, el Partido Popular se haya empeñado en exportar al resto de España un modo de gobernar basado en la mentira y en la trampa, en la circulación del dinero ennegrecido y en el dopaje electoral, presuntamente materializado  por algunos destacados dirigentes originarios de la provincia de Castellón, de los que, ni mucho menos, nos sentimos orgullosos”.

Es la reacción de Edo ante el inicio del juicio por una de las piezas del caso Gürtel, en la que aparecen como acusados el exvicepresidente de la Generalitat, Vicente Rambla, y el que fuera secretario general del PP en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa.

La dirigente socialista recuerda que la proliferación de barracones y el deterioro de los servicio públicos que se produjo durante los 20 años de gobierno del Partido Popular en la Comunidad Valenciana “están directamente relacionados con este tipo de trapicheos políticos y económicos”.

Y asegura que “de estos modos y maneras de proceder y gobernar, son cómplices, al menos por omisión, la presidenta regional del PP, Isabel Bonig, y el líder provincial de este partido, Miguel Barrachina”.

Según Edo, “ellos siempre estuvieron allí, en el centro de la operaciones, aplaudiendo a rabiar y dando la cabotà. Siendo beneficiarios, además, de la irregular manera de hacer política de los dirigentes del Partido Popular de la época, basada en el engaño, la mentira y la trampa”.

“Ellos siempre fueron protagonistas en el Partido Popular, en especial Miguel Barrachina, concejal de Segorbe desde 1991, diputado autonómico entre 1995 y 2002, director general de Fomento de la Economía Social con Zaplana en el Ministerio de Trabajo entre 2002 y 2004, 4 veces diputado desde 2004 y vicepresidente de la Diputación entre 2011 y 2015”.

La conclusión es clara, “Barrachina siempre estuvo presente y “en todo este tiempo, jamás alzó la voz para desmarcarse; para evidente que para asegurarse el éxito de su carrera política eran recomendables otro tipo de actitudes, como acudir en el verano de 2006 a una cena de homenaje a Carlos Fabra en un restaurante de la playa de Castellón, en lo que quiso ser un primer episodio de la teoría posteriormente expuesta por el propio acusado de que <<el pueblo nos ha absuelto>>.”

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here