• “El fallecimiento de un familiar, amigo, compañero… és una realidad y situación dificil que nos afecta a todos profundamente” 

Paco Moliner, nació en Ribesalbes el año 1942, y nos dejaba al atardecer del lunes 4 de noviembre del 2019, habiendo recibido los Santos Sacramentos. 

Creyente y muy devoto al Santísimo Cristo del Mar, al igual que su esposa, hijos y nietos, al que año tras año, acompañaban al Cristo en procesión, tanto de subida como de bajada a su parróquia. 

Al despertar la ciudad la mañana de martes y ser sabedores del fallecimiento de Paco Moliner, centenares de amigos, compañeros, trabajadores, vecinos y conocidos, fueron pasando a lo largo de todo el martes por el Tanatorio de REMSA, para despedirse del cuerpo sin vida de Paco, acompañar y dar el pésame a una familia rota por el dolor y por la gran pérdida, ya que Paco era un gran esposo, hermano, padre, abuelo, tio, amigo…

Mutitud de amigos, compañeros, vecinos y benicarlandos acompañaron al féretro, en la Misa Funeral, oficiada en la Iglesia Parroquial de San Bartolomé por Mosen Carlos García, párroco de la parróquia, en la mañana del miércoles 6 de noviembre,  

De Paco, podemos decir que siempre destacó como empresario de profesión y también, vinculado y muy dedicado a la política benicarlanda, provincial y de la Generalitat Valenciana; asi ha quedado demostrado en su multitudinario funeral. 

Como empresario muchas cualidades podemos mencionar y decir de él, al igual que de su trayectoria política, habiendo sido Presidente del Partido Popular de Benicarló, Concejal del Ayuntamiento de la ciudad durante dos legislaturas. Del 1983 al 1987, siendo José María Febrer Alcalde y del 1987 al 1991, siendo  Juan Vte. Rambla Alcalde; perteneciendo Paco al Partido de Alianza Popular y Partido Popular. 

Del 1991 a 1999 fue Diputado Autonómico en las Cortes Valencianas. 

Todos sabemos y no podemos negar, que cuando alquién querido muere, no hay forma de evitar la tristeza  y la pena. 

Las lágrimas y la despedida siempre nos quedan en el recuerdo y en los momentos compartidos y vividos junto a él. 

Recuerdo aquel viaje a Mojacar, provincia de Almería, que con mís padres compartieron  juntos y un grupito de matrimonios, amigos y  benicarlandos.  

Sabemos  que las ausencias son difíciles de llevar. La muerte en este caso de Paco nos deja una gran biografía como persona ejemplar y con su muerte, se nos lleva una gran persona que jamás volverá a estar fisicamente entre nosotros.

Las personas  solamente mueren cuando sus seres queridos las dejan de recordar, pero estoy seguro y me atrevo a decir, que con Paco no será así.

Nadie puede poner en duda que Paco fue una persona excepcional y siempre estará en la memoría, en nuestros recuerdos y vivencias compartidas de la vida de cada uno de los privilegiados de haberle conocido. 

Vinculado a la Falla Benicarló y también a la Falla La Paperina, donde su hija y su nieta fueron Falleras Mayores de la misma, Peña Taurina Hnos. Soro, (actualmente Centro Taurino Sol y Sombra), Habecu, entre otras entidades y asociaciones a las que perteneció, dado su gran carácter, dialogar con él siempre era sinónimo de paz y tranquilidad. Así es como recordaré yo siempre a Paco. 

Familiares, recibir mí más profundo y sincero pésame por la gran pérdida de Paco Moliner Colomer, E.P.D. Él ha sido una excelente persona. Ahora ya descansas en paz.

Podemos decir que Paco siempre estará en la mente de los que hemos tenido la suerte de haberle conocido. 

Desde allí donde estes ahora, guía a todos los que hemos quedado en este mundo por el buen camino. Esposa, hijos, nietos, hermano que todos tanto lloran tú ausencia. 

E.P.D. Paco Moliner Colomer