El acceso a Vilafranca por carretera ha estado condicionado durante toda la jornada por bloques de nieve que llegaban a los tres metros de altura. Los equipos de las máquinas quitanieve han trabajado durante todo el día para abrir la CV-15 entre Ares y Vilafranca y el vial Vilafranca-Benassal. La acción del viento ha provocado que la nieve se acumulase en puntos muy concretos.
En el municipio ha habido clase en el colegio y el IES, aunque en este caso condicionada por la imposibilidad de que llegasen los alumnos de poblaciones vecinas como consecuencia del mal estado de las carreteras.
Servicios municipales
El Ayuntamiento de Vilafranca ha trabajado un día más en la apertura de accesos a los edificios públicos: colegio, instituto, biblioteca, centro sanitario, oficinas municipales… El polideportivo ha permanecido cerrado.
Así mismo el consistorio ha recibido el agradecimiento del Ayuntamiento de La Iglesuela del Cid por la colaboración prestada en la evacuación de una vecina en ambulancia el pasado domingo. Desde que comenzó el temporal el equipo de Gobierno del consistorio está trabajando para coordinar todas las necesidades que surgen por las nevadas con la colaboración del personal municipal y de todos los servicios.