• En vez de sacar la caja de las medallas el tripartito hubiera hecho mejor sacando la caja de las pilas, para ponérselas desde el minuto uno y no haber dejado pasar tres cuartos de  legislatura sin haber pegado ni un palo en el agua.

 

Muchas han sido las consecuencias de ir con pilas agotadas durante tanto tiempo: La sanción por no pagar la Seguridad Social a tiempo;  la pérdida de más de trescientos mil euros de subvención al haber seleccionado obras en los polígonos que no se pudieron hacer por precisar permisos de otros organismos que no llegaron; o por tener desde hace un año la fibra óptica de esos mismos polígonos sin conectar y sin que las empresas se puedan beneficiar de un acceso veloz a internet, ni de la prometida video-vigilancia; o sacando unas condiciones para la adjudicación de los parkings y de la zona azul hiper-desventajosas para los ciudadanos porque han supuesto aumentos en las tarifas  del 11 y del 30 %; o por el retraso crónico en comenzar las obras del colegio Jaume Primer y del Vilaplana, aún pendientes a siete meses de finalizar la legislatura; o por la pérdida del examen teórico del carnet de conducir; o del servicio de reparto de Correos en la Ermita; o la terrible pérdida de la piscina cubierta del plan Camps a consecuencia de haber ido mareando la perdiz con un cambio de lugar, cuando ya estaba ubicada y autorizada en la Ciudad Deportiva, haciendo atolondradamente los trámites del cambio que un tribunal tumbó por irregulares cuando el plazo de presentaciones ya estaba agotado; o dejando durante meses en un cajón la sentencia del PAI de Verdera que no solo afecta al propietario que interpuso la reclamación sino también al resto; o sin hacer nada por el comercio local que se está muriendo; ni tampoco con el turismo con medidas como por ejemplo, tratar de desbloquear la construcción del hotel previsto en el antiguo matadero.

Y ahora un retraso más – esperemos que solo quede en eso – con la futura residencia municipal para la tercera edad, y es que sabiendo que la empresa concesionaria tenía que empezar a construir las plantas superiores antes de finalizar los cuatro primeros años de concesión, llega la recta final del mandato y poco o nada habrán hecho cuando tienen que dejar sin efecto la cláusula que obliga a la empresa, que no va a poder cumplir porque a saber cuántos trámites quedan aún por realizar. Estamos de acuerdo en que esta empresa está dando muy buen servicio en el actual centro de día y por ello también consideramos conveniente continuar con ellos y no rescindirles el contrato, razón por la cual no nos opusimos y votamos abstención para dejar constancia de nuestro desacuerdo por el retraso en la gestión del equipo de gobierno.

Pero si con todo lo que les está cayendo, los integrantes del tripartito aún tienen tiempo para jugar con la caja de medallas, estaría de acuerdo en ello, pero a condición de que además se otorgasen a ellos mismos la medalla de la inoperancia en política municipal, porque eso sí, lo que es en figurar y en presumir son los números uno; no ponen un pie en la calle que no cuelguen la foto o el video en las redes sociales, y no digamos de los codazos para aparecer en los medios y en las televisiones cuando vienen, como ahora que por desgracia han tenido que venir a consecuencia del episodio de gota fría. Mejor que en Vinaròs podrían ir a hacer carrera en Hollywood, al menos allí las películas son de ficción y no traen consecuencias.

 

            Juan A Blanchadell PVI (Partit de Vinaròs Independent)

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here