En las localidades de Benicarló, Vinaròs y Peñiscola, las oficinas bancarias se han visto masificadas esta pasada semana, con personas abriendo cuentas bancarias, ante una hipotética independencia de Cataluña y su exclusión de la Unión Europea.

Al día se han abierto mas de 60 cuentas nuevas en algunas de las entidades de los municipios mencionados, traspasando el dinero de sus cuentas por todo lo que esta ocurriendo y por el miedo existente.

Una caja de ahorros ha recibido a clientes que han traspasado cerca de 2 millones de euros desde bancas catalanes.

 

JG