NOTA DE PREMSA
 
 
 
 
  •  La formación reprocha la letal ratificación del Acuerdo con la SADC al que Compromís se opuso en solitario y censura la nula defensa de la agricultura mediterránea que han realizado PP y PSOE en el año que acaba 

Madrid, 27 de diciembre de 2018
El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, ha realizado un balance agridulce del año que finaliza como consecuencia de la falta de implicación de los ejecutivos -de Rajoy primero y de Sánchez después- en aspectos clave para los valencianos como son la financiación autonómica y la protección de la agricultura mediterránea “que han dejado indefensa ante la inundación de arroz y cítricos por países terceros, sin que hayan mostrado el más mínimo interés en corregir la injusta situación de competencia y problemas sanitarios”.
 
La coalición ha vivido con frustración como la exministra Isabel Tejerina, al frente de Agricultura y Alimentación “estaba más preocupada de los fertilizantes que de exigir la cláusula de salvaguardia para el arroz y la citricultura” y cómo “senadores de todos los partidos, algunos de ellos valencianos, ratificaban los acuerdos entre la UE y Sudáfrica sin pestañear, como ya hicieron en Europa sus compañeros de forma ruin con la honrosa excepción de Compromís que lleva pidiendo medidas desde 2016”.
 
Frente a las medidas contundentes como la aplicación de la cláusula de salvaguardia o la reclamación de medidas para la lucha contra la xylella fastidiosaque fueron rechazadas por el PP, los grupos mayoritarios tan solo cedieron en la aprobación de medidas cosméticas, como la moción de la coalición que reclamaba el fomento de los cítricos o su consideración como vegetales de alto riesgo “mientras rechazaban una partida para la sequía, acometer las actuaciones pendientes en l’Albufera y actuaciones sobre los cauces de ríos y barrancos, la reparación de los daños de los temporales, la celebración de elecciones en el campo o medidas ante la llegada a la Península de devastadoras enfermedades para la citricultura”.
 
En el lado negativo de la balanza la coalición sitúa la persecución por parte del anterior delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, del valenciano en las calles valencianas, el desinterés de PP y PSOE por definir un modelo de financiación autonómico justo para los retos de competitividad y para colmar las necesidades de infraestructuras que requiere el País Valenciano o por el rechazo al desmantelamiento del proyecto Castor “que intentamos abordar en la Comisión de Investigación y en forma de mociones, aunque topamos con la opacidad y los intereses del PP”. En el lado positivo se sitúan los logros conseguidos desde la coalición y el cambio de talante al que se ha conducido al Gobierno socialista tras el intenso trabajo de reuniones y coordinación con los ayuntamientos realizado. “Hemos conseguido que algo hasta ahora tan invisible como era el Senado se vea como algo útil, donde preguntamos a los ministros por la nula financiación de la Autoritat Metropolitana de Transporte de València, la liquidación de la deuda del Consorcio Valencia 2007, por el Corredor Mediterráneo o la gratuidad de la autopista a pesar de los intentos de la Mesa del Senado por limitar la actividad parlamentaria o exigido que sea el Estado quien asuma el coste de las desaladoras de Castelló”, ha agregado.
 
“Sin duda”, ha manifestado Mulet, “han resultado especialmente lamentables las esquivas declaraciones del titular de Fomento, José Luis Ábalos, que ha permanecido en una indefinición sobre el futuro de las autopistas en nuestro país o las ridículas y lentas bonificaciones, después de décadas de peajes para los valencianos”.
 
En materia de Cultura tampoco han visto los vecinos de Elx un nuevo talante del nuevo Gobierno de cara a la cesión de la Dama para ser exhibida en el lugar de su hallazgo, ni en la cesión de la titularidad de l’Arxiu del Regne o del Convent de Sant Domènec.
 
“Por el contrario aquí si hemos visto como el PP ha variado su actitud al perder el Gobierno y cómo se han intercambiado los papeles con el PSOE, que ahora se abstiene en las mociones que instan al Gobierno a realizar estas necesarias obras en territorio valenciano o directamente sigue la doctrina del PP en aspectos como el reconocimiento del Derecho Civil valenciano o al no retirar recursos de inconstitucionalidad contra normas valencianas”, ha concluido Mulet.