El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Peñíscola, Romualdo Forner, insiste en solicitar a la Generalitat Valenciana la rehabilitación de la CV-141, vía principal que conecta el núcleo urbano de Peñíscola con la AP-7 y la N-340. Dicho proyecto fue aprobado por el antiguo ejecutivo pero con el cambio de gobierno “se esfumó”.

Forner ha recordado la visita que efectuaron los representantes del gobierno municipal al inicio de la legislatura, al Director General de Obras Públicas, Carlos Domingo, para consultar cual era la situación del proyecto y solicitar su avance y resolución. “Nuestra sorpresa fue, no sólo que el proyecto había desaparecido, sino que se nos advirtió de que no habría disposición presupuestaria en toda la legislatura para acometer esta obra ni en su totalidad, ni de forma parcial; nos cerraron la puerta en las narices”, ha recordado Forner, con estupor al “comprobar que los 1,2 millones de euros previstos por el anterior gobierno para iniciar las obras de mejora del vial de acceso a Peñíscola se perdieron pero en cambio el gobierno del Pacto del Botánico conseguía reunir un millón de euros para llevar a cabo mejoras en cuatro viales de otras tantas localidades, curiosamente todas ellas gobernadas por los socialistas”, lo que ha valorado “como un buen ejemplo de lo que fue desvestir un santo para vestir a otro”.

Forner ha recordado que el pleno municipal aprobaba el pasado año una moción para reclamar la citada inversión y actuación al gobierno valenciano en este mandato, además se insistió al Delegado del Consell en la provincia sobre la importancia de esta infraestructura de quien aun se espera respuesta a pesar de su promesa de estudiar el proyecto y reformularlo.

“Con 850 millones de euros más del Estado para la Comunitat Valenciana, es vergonzoso que de Puig y Oltra ni siquiera consideren la inclusión de esta obra tan necesaria para la seguridad no sólo de los vecinos y vecinas de la localidad, sino del medio millón de turistas que llegan a nuestro municipio durante sus vacaciones” ha asegurado Forner.

 

La vía resulta “totalmente insuficiente” en verano y “peligrosa” todo el año

Esta carretera se caracteriza por ser una vía con un solo carril por sentido y arcenes de ancho variable. Además, hay tramos de rectas que permiten la circulación a una velocidad elevada. Durante los seis meses de la temporada media y baja, dado el carácter turístico de Peñíscola, la población de la localidad sobrepasa los 100.000 habitantes lo que hace que este único vial de acceso sea “totalmente insuficiente” para asumir todo el flujo de vehículos. Además, el edil se ha referido a la peligrosidad del vial por la cantidad de urbanizaciones y viviendas colindantes que emplean este vial como vía de acceso a sus respectivos lugares habituales de residencia. “No queremos esperar a que hayan más desgracias, la Generalitat debe asumir su responsabilidad, más aun disponiendo de mayor capacidad de inversión gracias al Gobierno de España”.

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here