• La corporación local destaca la importancia de este en la protección de su parque natural

Tras el incendio ocurrido en 2018 en el parque natural el Prat de Cabanes-Torreblanca, la Generalitat Valenciana designó al municipio la elaboración de su propio plan de prevención de incendios forestales. Así pues, para todos los municipios que tengan en su territorio superficie forestal será obligatoria la elaboración, por parte de su administración local, de su propio plan.

Torreblanca, tras tres años de elaboración de su propio plan de prevención de incendios forestales, lo aprobará este mismo jueves en sesión plenaria. En este, se recogen tanto las diferentes medidas de prevención de incendios de su parque natural, como el protocolo a seguir en todo el territorio de Torreblanca si un incendio forestal ocurriese.

La alcaldesa del municipio, Maria Josefa Tena, manifestó: “La tenencia de este plan facilita el trabajo de los bomberos de cara a la extinción de un incendio forestal, recogiendo el protocolo a seguir. Además, recoge una serie de medidas preventivas para evitar que un incendio vuelva a ocurrir en nuestro parque natural”.

El concejal de medio ambiente, Rubén de la Cruz, destacó: “Tras la tragedia ocurrida sobre el parque natural del Prat de Cabanes-Torreblanca, nos dimos cuenta de la necesidad de la elaboración de nuestro propio plan de prevención de incendios forestales y nos pusimos a trabajar sobre ello. Tres años después, esperamos aprobar este jueves en el pleno el texto tan esperado y necesario.

El próximo jueves 30 la corporación local presentará en sesión plenaria su plan de prevención de incendios, el cual marcará la hoja de ruta de cara a la mitigación o prevención de un incendio.