NOTA DE PRENSA

 Ya ha comenzado la construcción del recinto que se ubica en el entorno de las calles Bedoll y Ametller. El parque canino de Alcalà se construirá en un solar municipal del polígono industrial Lo Campaner

 

 

16/05/2018

 

Ya han comenzado las obras para convertir el entorno de las calles Bedoll y Ametller de Alcossebre en un nuevo parque canino. Junto al que se construirá en Alcalà, en un solar de propiedad municipal del polígono industrial Lo Campaner, completa las acciones del Ayuntamiento para que Alcalà-Alcossebre se constituya como “Municipio amigo de las mascotas” que se iniciaron con la habilitación de la playa del Serradal como apta para perros, en verano del año 2016.

 

El nuevo parque canino de Alcossebre se sitúa en una extensión de 1.400 metros cuadrados que contará con vallado, para evitar que las mascotas puedan salir. En su interior, se instalarán elementos para juegos y adiestramientos, así como una zona habilitada para pipican y una fuente especial para animales. También se instalarán bancos y espacios para que los dueños de las mascotas puedan descansar mientras los animales se ejercitan.  El coste del parque asciende a 16.400 euros –el mismo que el parque de Alcalà- a cargo de inversiones financieramente sostenibles provenientes del ahorro municipal del año 2017. Las obras se están realizando con personal del Plan de Empleo Local.

 

El Alcalde Francisco Juan ha señalado que “con la playa de mascotas, iniciamos hace dos años el camino para aumentar los espacios para animales en Alcalà-Alcossebre y continuamos con esta labor, con estos dos nuevos parques caninos. Esperamos que las personas que tienen mascotas puedan aprovecharlos pero también pedimos que se haga un buen uso”.