NOTA DE PRENSA

 

  • Los populares denuncian la subida de impuestos y el bloqueo a infraestructuras clave para el desarrollo de la provincia de Castellón   
  • Miguel Barrachina: “Los PGE son un castigo para Castellón y para el futuro de los castellonenses en un momento tan delicado”

El Partido Popular de Castellón ha ofrecido una rueda de prensa para analizar los Presupuestos Generales del Estado para la provincia de Castellón. El presidente provincial, Miguel Barrachina, junto a los parlamentarios nacionales –Óscar Clavell, Salomé Pradas, Vicente Martínez y Alberto Fabra- han hecho un repaso por “los peores presupuestos del Estado en el peor momento”.

Así lo ha explicado el presidente del PPCS, Miguel Barrachina, quien ha denunciado que “los presupuestos vuelven a castigar a la provincia, suben los impuestos a todos los castellonenses y eliminan las inversiones fundamentales”. Un castigo que se traduce en subidas a los seguros obligatorios de vehículos, aumentos en el diésel… “Subidas de impuestos centradas en la clase trabajadora y que implican destrucción de empleo”. De hecho, España es el único país europeo que está subiendo los impuestos en plena crisis sanitaria y económica.

El presidente provincial ha advertido que se trata de unos Presupuestos “que castigan a la provincia y que vuelven a poner encima de la mesa dos modelos: el del PP que creaba 6.000 empleos al año y construía infraestructuras útiles y el del PSOE, que destruye puestos de trabajo y que bloquea las obras”.

El diputado nacional del PP por Castellón, Óscar Clavell, ha lamentado que “analizando los presupuestos es obvio que el crecimiento que han anunciado para los Presupuestos dependen de unas ayudas de Europa pero que no están concretadas”. El responsable nacional ha advertido que “estamos ante la peor caída de la actividad económica en España desde la Guerra Civil pero el Gobierno no ha puesto en marcha medidas para paliar esta dramática situación”.

Clavell ha mostrado su preocupación por la destrucción de empleo en la provincia “y por el aumento de hogares sin ningún ingreso” y ha recordado que “siete de cada diez españoles no han cobrado aún el Ingreso Mínimo Vital”.

La senadora del PP por Castellón, Salomé Pradas, ha explicado que los presupuestos “dejan fuera las obras clave para el avance de la provincia, como la tan anunciada estación intermodal, mejoras en cercanías o la Autovía A7”. Una autovía que el PP había dejado presupuestada con 420 millones de euros y que permitiría que Castellón cuente con una variante que cruce el interior de la provincia.

A ello se le añade “el incremento de la cuota de autónomos, sin ir más lejos, que van a pagar más en plena pandemia y con los problemas a los que se enfrentan para levantar sus negocios cada día”, ha advertido Pradas.

El senador nacional Vicente Martínez ha lamentado que en Costas apenas haya una inversión simbólica ya que “se gastan más dinero en equipos informáticos que en escolleras” o, por ejemplo, la falta de inversión para solucionar los problemas de las desaladoras.

El senador considera “ridícula” la inversión que se ha hecho para frenar la regresión de la Costa y ha recordado que los últimos avances al respecto se deben al PP “quien puso encima de la mesa el proyecto para frenar el avance de la regresión de la costa”.

Por último, el senador territorial del PP por Castellón, Alberto Fabra, ha puesto encima de la mesa la problemática de la financiación autonómica, que sigue sin reflejarse en el presupuesto “y que, pese a los anuncios, no se ha avanzado en nada” y ha lamentado la debilidad de Puig y Compromís que aceptan para la Comunitat lo que no es justo. “Hace un año todos los grupos de la Comunitat aprobamos una modificación del estatuto de autonomía que decía que el gobierno autonómico participaría del reparto de las inversiones del Estado, garantizando que en la Comunitat las inversiones fueran acordes al peso poblacional” pero “no lo han hecho y la Generlitat ha decidido enmudecer