NOTA DE PRENSA

 

  • El portavoz del PP formula la propuesta al PSPV en pleno con el objetivo de reconocer “a todos los profesionales esenciales que han expuesta su vida por salvar la nuestra”

  • Jesús Lecha, portavoz del PP, considera que la “distinción es el reconocimiento de toda una población que se ha visto duramente afectada por el virus con decenas de fallecidos”

El Grupo Municipal del Partido Popular de Morella ha propuesto al PSPV de la localidad que la máxima distinción que otorga la población, la Creu de Santa Llúcia, sirva este año de reconocimiento y agradecimiento a “quienes han expuesto su vida para salvar la nuestra”.

Jesús Lecha, portavoz del PP en Morella, planteó en el pleno de este jueves la iniciativa junto a la solicitud de un minuto de silencio y pésame a los fallecidos, “tanto morellanos como resto de españoles”. La propuesta surge “con el deseo de mostrar gratitud”. “Para Morella esta distinción es un emblema querido y apreciado, y con el que este año deberíamos destacar a todas las profesiones esenciales que durante meses han dado todo de su parte para que sigamos protegidos en el confinamiento de nuestras casas”.

Desde el PP, “vamos a estar al lado de quienes deseen proteger a la población y este reconocimiento creo que es de justicia. Especialmente para los sanitarios que se han volcado en la defensa de la salud de nuestros vecinos y con especial cariño hacia todo el personal de la residencia de la tercera edad y sus usuarios, porque son muchos, demasiados, los ancianos que han perdido la vida como consecuencia de esta pandemia”.

A ellos, “y al resto de las profesiones esenciales: Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil, Bomberos, Brigada Municipal, la Unidad de Respiro, Cruz Roja, el Centro de Día, el profesorado y el centro de Educación Infantil, merecen nuestro máximo respeto y apoyo”.

Por ello, ha declarado Lecha, “confiamos en que el PSPV apoye esta iniciativa y sea posible honrarles con esta distinción”. También a todos los vecinos, “porque somos conscientes de que solo el comportamiento cívico y responsable, con la colaboración de los empresarios que se han volcado en la confección de material de protección y han colaborado para traer material sanitario, ha sido posible que la tragedia vivida en Morella no haya sido todavía más terrible”.