NOTA DE PRENSA

 

  • El portavoz del PP, Jesús Lecha, lamenta que pese a pagar los mismos impuestos y tasas que el resto de vecinos del casco urbano, “no recibimos los mismos servicios ni inversión”

  • El alcalde socialista niega a Xiva, Herbeset, la Puebla de Alcolea y Ortells la desinfección de calles y el análisis de las aguas residuales dirigido a evitar contagios por Covid-19

El Partido Popular de Morella ha hecho un llamamiento al alcalde de la localidad, el socialista Rhamsés Ripollés, para que deje de tratar a los pueblos que dependen de Morella como vecinos de segunda. El portavoz del PP en el municipio, Jesús Lecha, ha recriminado en el último pleno que el PSOE “imponga impuestos y tasas de primera a las familias y, sin embargo, preste servicios de segunda a estos núcleos de población”.

La discriminación es clara “si analizamos el tratamiento que ha tenido el alcalde con el casco urbano de Morella al que ha prestado a Xiva, Herbeset, la Puebla de Alcolea u Ortells”. En Morella, Ripollés “anunció una medida estrella para garantizar la lucha contra el Covid-19 que garantizaba análisis en la red pública de saneamiento para evitar contagios a través del suministro.

“Estos análisis que el presidente de la empresa mixta que gestiona las aguas, el alcalde de Morella, decidió emprender, únicamente se han realizado en Morella. Ninguno de los pueblos que dependen de Morella se ha visto beneficiado por la iniciativa”, ha explicado Lecha.

Asimismo, el regidor también ha lamentado que las labores de desinfección y desinfectación que de forma periódica se han realizado en Morella para poner coto al virus, “no se han dejado ver durante cuatro meses en el resto de núcleos de población”. Una “discriminación evidente que priva a las familias que viven en estos pueblos de los mismos servicios que sí disfrutan en Morella. Eso sí, a la hora de pagar no hay discriminación alguna, al contrario, nos han subido un tramo del recibo del año pasado casi un 20%”.

Lecha defiende al centenar de vecinos empadronados en estos cuatro núcleos urbanos dependientes administrativamente de Morella. “En verano ven multiplicada su población por 4 o incluso 5 y, sin embargo, no se ha realizado ninguna prueba de control ni de desinfección”. Una muestra evidente, según el portavoz del PP en la localidad, “del maltrato absoluto que ejerce el alcalde sobre vecinos que también son morellanos aunque él los considere de segunda”.