NOTA DE PRENSA

 

  • Los populares exigirán en la Cámara Alta que actúe después de que los populares pidieran informes en el Congreso de los Diputados hace 9 meses y todavía no se haya contestado

 Los senadores populares por Castellón, Salomé Pradas y Vicente Martínez, reclamarán con carácter de urgencia al Gobierno de España la toma de medidas para garantizar la estabilidad del tómbolo sobre el que se asienta el Castillo Fortaleza del Papa Luna y la ciudadela de Peñíscola, concretamente se solicita un estudio pormenorizado sobre el estado de la zona de los acantilados del tómbolo, que sufrieron importantes desprendimientos en diciembre de 2019.

En enero del presente año, el diputado Óscar Clavell, ya presentó a la Mesa del Congreso de los Diputados una proposición no de ley solicitando al Ministerio de Transición Ecológica el necesario informe geológico, solicitud que el Gobierno sigue sin atender.

Los representantes populares de Castellón en ambas cámaras unen así esfuerzos junto al alcalde de la localidad, Andrés Martínez, que solicitó al Gobierno, también en enero de este año y a través del pleno municipal, una evaluación urgente de los daños, así como de la estabilidad del conjunto rocoso sobre el que se asienta la ciudadela de Peñíscola.

El fuerte temporal marítimo que azotó la costa en la madrugada del jueves al viernes 6 de diciembre del pasado año, se produjo el desprendimiento de dos grandes bloques de piedra del tómbolo sobre el que se asienta el Castillo Fortaleza del Papa Luna y la ciudadela de Peñíscola.

La zona afectada está situada en las proximidades de las denominadas “Escaleras del Papa Luna”, detrás del Castillo, donde rocas de grandes dimensiones se desprendieron del acantilado que cimenta la muralla exterior de la fortificación y se precipitaron al mar.

Por todo ello desde el Partido Popular se considera conveniente y necesario la realización de un estudio detallado de la situación y estabilidad del tómbolo y de las causas de los desprendimientos producidos, siendo este el objeto de la reclamación que cursarán los representantes castellonenses en la cámara alta ante nueve meses de inacción del Gobierno de Sánchez.