NOTA DE PRENSA

 

  • Los populares recorrerán los municipios de la provincia para canalizar el descontento por la peor Ley educativa de la historia de España
  • Óscar Clavell: “El PP vamos a ser el altavoz de la provincia de Castellón que están en contra de una ley injusta que prohíbe a las familias a elegir modelo educativo”

El Partido Popular de Castellón ha activado una campaña de recogida de firmas en contra de la Ley Celaá para canalizar el malestar de las familias de Castellón. El diputado nacional por Castellón, Óscar Clavell, ha explicado que “se trata de una campaña que recorrerá todos los municipios en los que los vecinos nos han hecho llegar su malestar y que recorrerá la provincia de norte a sur”.

Clavell explica que “además, facilitaremos el acceso a la firma a través del móvil a todos aquellos que quieran protestar contra esta Ley injusta que vende el futuro de España y de la educación de los españoles a los separatistas”. Para Clavell se trata de “la peor Ley educativa en la historia de España” puesto que supedita el sistema educativo nacional “a los caprichos de partidos anti sistema”.

La nueva Ley de educación de PSOE y Podemos “no es más que una cesión de Sánchez para el seguir estando en Moncloa, al coste que sea”. El responsable nacional ha puesto encima de la mesa “el hecho de que con esta Ley se nos conduce a imponer una ideología, a ir en contra del que piensa diferente” y por ello “se elimina el castellano como lengua vehicular, se ataca a los centros concertados y se prohíbe a las familias elegir el centro al que llevar a sus hijos”.

Clavell recuerda que la Ley, por primera vez en la historia, no cuenta con el apoyo de la comunidad educativa a la que no han incluido en la negociación, elimina y deja sin fondos a los centros de Educación Especial, generando un grave problema a miles de familias y a la integración de estos menores con problemas.

“Es una Ley que, además, relaja los conceptos de excelencia de tal forma que la educación baja su exigencia a niveles muy bajos, lo que supone de facto empeorar el futuro de toda una generación” lo que supone “perder oportunidades de futuro al dejar pasar a los alumnos de curso con varios suspensos”, ha manifestado el diputado.