• Los populares exigen la dimisión de la alcaldesa de Torreblanca tras su imputación por pagar 1,8 millones en contra de los técnicos municipales
  • Vicente-Ruiz: “Es una vergüenza que no den explicaciones y  que se proteja a las tres alcaldesa socialistas o se mantenga como edil el exalcalde de la Vilavella”

 

El Partido Popular de Castellón ha lamentado hoy las política de complicidad con conductas “más que reprochables” y que se proteja de nuevo a una alcaldesa imputada, como es el caso de la de Torreblanca. Tal y como ha lamentado hoy la secretaria general del PPCS, Elena Vicente-Ruiz, “los que se pedían dimisiones y se rasgaban las vestiduras ante cualquier citación judicial, ahora protegen y callan cuando los que se sientan en el banquillo son las alcaldesas del PSOE”.

En este caso, la alcaldesa de Torreblanca ha sido imputada por el juzgado tras detectar los técnicos municipales el pago de 1,8 millones de euros de forma irregular. “Sin embargo, en lugar de dimitir, el PSOE aplaude estas actitudes y mira hacia otro lado”.

La secretaria general considera que “ya son tres las alcaldesas imputadas del PSOE” que se suma a la protección del PSOE respecto al edil de la Vilavella “al que han obligado a dimitir de diputado y de alcalde por sus amenazas y el intento de comprar voluntades para ser alcalde” pero, en cambio, “le dejan ser concejal”.

A ello se le suma el hecho de que Tania Baños, alcaldesa y diputada está imputada, y la alcaldesa de Almenara tiene cuatro imputaciones ya. “Es una vergüenza y una estafa que escondan este tipo de actitudes y se protejan de una forma tan escandalosa”.

A ello se le tiene que añadir que todos los condenados por casos de corrupción en la provincia de Castellón en la pasada legislatura fueron socialistas: el exalcalde y cinco ediles del PSOE de l’Alcora o el exalcalde de Vinaròs, también del PSOE.

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here