NOTA DE PRENSA

 

  • Los populares reclaman un refuerzo real del personal sanitario que permita atender el aumento de población turística y las nuevas necesidades sanitarias en la provincia
  • Elena Vicente-Ruiz: “La sanidad debe ser ahora la prioridad más absoluta y no mirar hacia otro lado”

El Partido Popular de Castellón ha reclamado hoy un refuerzo especial de la atención primaria y de los profesionales sanitarios en la provincia de cara al verano. Tal y como ha explicado la presidenta del Grupo Popular Elena Vicente-Ruiz, “como es lógico durante los meses de verano hay localidades que experimentan un incremento de la población y este año la Conselleria ha optado por no incrementar los servicios de asistencia”.

De hecho, en el caso de la provincia de Castellón hay muchas localidades con centro de salud desplazados que no se abrirán este verano. A ello se le suma que hay muchos ambulatorios en el interior que tampoco están abiertos y que las medidas de la Generalitat Valenciana en materia de sanidad para la provincia de Castellón ha sido aplicar recortes. Por ejemplo eliminar la inversión prevista en el hospital General, recortar en materia de personal y en atención sanitaria.

Vicente-Ruiz explica que “el refuerzo de personal ante una situación extraordinaria como es la actual no se está tomando” y ha recordado que en el caso de que se mantengan centros de salud cerrados “igual debería haber una asistencia de servicios mínimos para la población”.

La diputada provincial también ha puesto encima de la mesa la necesidad de aplicar un plan de choque eficaz que implique a todo el sistema sanitario de la Comunitat ante el grave y preocupante aumento de las listas de esperaque se han disparado en los últimso cinco años a récords históricos y que ya cuentan con más de 9.000 castellonenses esperando para una operación.  “La sanidad debe ser ahora la prioridad más absoluta y la Generalitat no puede mirar hacia otro lado”.