• El PSOE de Sánchez rechaza una partida de 100.000 euros para redactar el proyecto de construcción de una instalación “vital para el desarrollo de la comarca y la provincia”

  • Jesús Lecha, portavoz del PP en Morella, lamenta “el sectarismo de quienes gobiernan amparado por un alcalde que en lugar de defender el municipio solo protege sus siglas”

Morella no tendrá en 2021 un solo euro para lanzar la construcción del Parador que desde hace años reclama la localidad. El PSOE ha decidido tumbar la enmienda que el PP había presentado en el Congreso de los Diputados para dotar con 100.000 euros la redacción del proyecto de construcción de una infraestructura “que es crucial para el desarrollo de Morella, la comarca y la provincia”, ha manifestado el portavoz del PP en la ciudad, Jesús Lecha.

La iniciativa, defendida por Óscar Clavell, diputado nacional, y coordinada por la secretaria general del PP en el Senado, Salomé Pradas, reivindicaba una “demanda justa para nuestra provincia que el PSOE se empeña en negar”.

En la actualidad, “se están realizando las catas previas a la construcción. Sin embargo, sin dinero nunca se desbloqueará una obra fundamental para Morella y la provincia”. “Un proyecto”, explica Lecha, “que es un indudable motor económico que genera una riqueza de incalculable valor a todo el territorio”, explica Lecha.

“La decisión del PSOE de negarnos esta inversión no solo es una mala noticia para la localidad, también para la provincia. Y cuando desde la alcaldía se debería actuar para frenar este castigo a nuestro municipio, nos encontramos con un alcalde, Rhamsés Ripollés, que sigue callado, acatando el maltrato de su partido y protegiendo las siglas del PSOE, en lugar de defender las necesidades del pueblo que gobierna”.

Este lastre para Morella, “no va a impedir que sigamos reivindicando en el Senado la inversión que por justicia merece nuestro municipio”. Así las cosas, tal y como ha explicado Pradas, la enmienda se elevará al Senado con el objetivo de que “prevalezca el interés general frente a un gobierno socialcomunista que prefiere pactar con Bildu y ERC, con los herederos políticos de ETA y los secesionistas, que con el PP por el bien de Morella y de la provincia”.