El conjunto peñiscolano visita este viernes al colista de Primera División, al Pescados Rubén Burela. Los de Juanlu Alonso intentarán lograr en tierras gallegas su segunda victoria seguida y vencer fuera de casa por primera vez esta temporada.

El Peñíscola llega en un buen momento, tras golear al Córdoba por 5-0 en la última jornada, disputada hace dos semanas. Anteriormente, los del Baix Maestrat tan solo habían cosechado un punto de nueve posibles aunque el juego y las sensaciones no quedaron reflejados en los resultados.

Ahora, ante rivales directos, el equipo azulón quiere seguir sumando para distanciar el descenso y mantenerse en posiciones de Copa de España a punto de llegar al ecuador de la primera vuelta. Además, oportunidad para sumar los tres puntos fuera de casa por primera vez esta campaña tras sumar un empate en Zaragoza y dos derrotas en Jaén y en Palma.

El rival

Burela regresa esta temporada a Primera División tras dos temporadas en Segunda, donde se proclamó campeón de liga el pasado curso, logrando el ascenso directo a la máxima categoría nacional. Los de Juan Manuel Marrube, en su vuelta a la élite, mantienen el bloque de la pasada campaña, con incorporaciones como Álex Diz y Everton.

En este inicio liguero, en seis jornadas, tan solo han podido cosechar un empate, en casa ante el Levante, por lo que llegan a esta séptima jornada con ganas de lograr su primer triunfo de la temporada. En su último encuentro, cayeron 3-1 ante ElPozo tras un competido encuentro en el que dieron la cara e hicieron sufrir al conjunto murciano.

Juanlu Alonso: “Tenemos que hacer un partido casi perfecto si queremos ganar”

El técnico madrileño analizó el “importantísimo” partido en Burela de este viernes y se mostró desconfiado ante el conjunto gallego: “Va colista pero la clasificación no refleja el juego que está haciendo. Compiten todos los partidos pero les falta definición. Además ellos en su pabellón se hacen fuertes y salen con intensidad alta. Tenemos que hacer un partido casi perfecto si queremos ganar”.

Por otra parte, habló sobre el estado de su equipo tras no competir el pasado fin de semana y con la obligación de entrenar en Benicarló por las obras en el Municipal de Peñíscola: “Hemos mantenido la intensidad que es lo que preocupa cuando se para la competición. Hemos entrenado a un nivel buenísimo, jugamos un amistoso para mantener ritmo y aquí en este Pabellón nos sentimos como en casa”.

El Peñíscola intentará hacerse con su primera victoria a domicilio. Alonso indicó que el calendario había sido “complicado”, y además, “ganar fuera de casa es difícil en cualquier pista”. “Sería importante ganar a domicilio porque nos estamos haciendo fuertes en casa y sumar fuera te da un plus”, indicó el entrenador de los peñiscolanos.

Por último, habló sobre su regreso a Burela, donde estuvo entrenando en la temporada 15/16: “Es un partido especial porque tengo un recuerdo muy bueno, me sentí muy bien tratado, tengo muchos amigos allí y será un fin de semana especial”.