Los peñiscolanos no pudieron romper su mala racha de resultados y acumulan cinco derrotas consecutivas en liga, todas ellas por la mínima. Los de Juanlu Alonso acusaron su mal inicio de partido y su pobre primera mitad, que acabó con 3-0 favorable a los locales. En la segunda parte, el Peñíscola reaccionó e intentó remontar hasta el último segundo, pero se encontró ante un soberbio Espíndola bajo palos.

El encuentro empezó de la peor manera para el conjunto del Baix Maestrat; a los siete segundos, Álex puso el 1-0 después de una pérdida de balón. El mal comienzo obligó a Juanlu Alonso a pedir tiempo muerto en el primer minuto después de otra pelota perdida en la salida de presión. A continuación, en el minuto 2, Molina salvó el segundo hasta en tres ocasiones.

Poco a poco el Peñíscola fue entrando en el partido, con incluso dos ocasiones para el empate. ElPozo siguió dominando el encuentro, pero sin crear claras oportunidades sobre la portería de Molina. Los peñiscolanos reaccionaron, pero en una jugada aislada, Pacheco marcó el segundo con un zurdazo lejano que rebotó en un defensor y acabó colándose en la meta.

El gol no le sentó nada bien al Peñíscola, que se vio superado por los murcianos en los últimos minutos de primera parte. Andresito perdonó el tercero, antes de la mejor ocasión para el equipo peñiscolano, con un disparo al palo de Rubén Orzáez. Sin embargo, cuando parecía que se llegaría al descanso con 2-0, Álex marcó el tercero sobre la bocina. El Peñíscola reclamó que estaba fuera de tiempo, pero el tanto subió al marcador.

La historia cambió en la segunda parte, con un Peñíscola superior, en busca de la reacción y la remontada. Después de dos buenas intervenciones de Espíndola, Claudino marcó el 3-1 de potente disparo con la derecha. Los de Juanlu Alonso siguieron creyendo y en una contra, Josiko puso el 3-2 después de recortar al portero local y batirle con la izquierda.

Quedaban más de diez minutos, con todo por decidir, ante un Pozo sin respuesta ante el equipo peñiscolano. Rubén Orzáez pudo empatar, pero con Espíndola batido, el balón se fue al palo.

Juanlu Alonso y el Peñíscola fueron a por todas, con Raúl Gómez como portero jugador, pero en ese momento apareció la figura del guardameta brasileño de ElPozo. Espíndola salvó a su equipo una y otra vez. Paniagua y Tuli tuvieron las más claras, antes de una sexta falta que pudo suponer la sentencia. No obstante, Starna paró el lanzamiento de doble penalti de Paradynski.

Ya en el último minuto, el portero brasileño volvió a emerger como el hombre del partido y los tres puntos se quedaron en casa. Quinta derrota seguida del Peñíscola, todas ellas por la mínima, la septima en las últimas nueve jornadas. Los del Baix Maestrat siguen sin ganar fuera esta temporada y no conocen la victoria contra ElPozo desde el ascenso a Primera en 2013.

Los de Juanlu Alonso, a la espera de resultados, se quedan 11º en la clasificación, con 11 puntos.

Ficha técnica:

ElPozo Murcia: Espíndola, Tolrà, Fernando, Andresito, Álex; cinco inicial; Matteus, Paradynski, José Mario, Alberto, Pacheco y Valerio.

Servigroup Peñíscola: Molina, Isi, Claudino, Paniagua, Raúl Gómez; cinco inicial; Tuli, Josiko, Dani Montes, Xavi Cols, Rubén Orzáez, Miguel Fernández y Mati Starna.

Goles: 1-0 Álex (min. 1), 2-0 Pacheco (min. 13), 3-0 Álex (min. 20), 3-1 Claudino (min. 26), 3-2 Josiko (min. 29).

Foto: Pascu Méndez.