Los principios de temporada a veces son complicados, sobre todo si las expectativas de algún equipo es más alta que de costumbre. Y, pese a que en los últimos años la hinchada del Estadio de la Cerámica se haya acostumbrado a estar muy arriba, en el comienzo de la campaña actual el Villarreal todavía no ha podido saborear la victoria y se halla en los bajo fondos de la tabla tras haber cosechado solamente un punto en dos partidos.

El equipo entrenado por Javier Calleja, que formó parte del club castellonense también en su etapa de jugador, necesita todavía encontrar la vuelta de tuerca necesaria para sumar goles y sobre todo puntos. La derrota interna contra la Real Sociedad en la primera jornada de Liga Santander ha sido un batacazo importante, sobre todo porque llegó después del gol de la ventaja de Gerard Moreno. El ex Espanyol es el fichaje estrella del Villarreal y es hasta ahora también el único capaz de anotar un gol.

Así las cosas, las posibilidades del Villarreal de luchar por la Champions League se hacen cada vez más escasas. Mientras las sirenas del Zenit de San Petersburgo tantean a Víctor Ruiz, uno de los mejores jugadores del plantel, en el seno del club se empiezan a buscar soluciones distintas, aunque todo apunta a que por el momento Calleja no cambiará mucho después del empate por 0 a 0 en Nervión contra el Sevilla. La esperanza de la hinchada amarilla es que Santi Cazorla vuelva cuanto antes a su nivel, el nivel de un campeón del mundo y de Europa. El volante asturiano, que después de muchos años pudo finalmente tener el alta médico para jugar tras haber sufrido varios percances en su tobillo, es el elegido para llevar la batuta y la pauta de un equipo que necesita cuanto antes volver a subir posiciones para luchar para puestos europeos, que son los que le pertenecen, como bien demuestra la historia del campeonato español en los últimos años.

Ahora que todo el mundo está a la espera del sorteo de la Champions y de la Europa League, se pueden empezar también a hacer varios cálculos sobre las posibles rotaciones en el equipo. Y antes de la pausa para las selecciones, que jugarán varios amistosos, Calleja estará pensando en cómo dosificar a sus mejores jugadores, aunque parece claro que Cazorla se quedará entrenando, mientras que Gerard Moreno sí que podría aparecer en la primera convocatoria de Luis Enrique al mando de la selección española. El Villarreal se aferra entonces al liderazgo de su portero Sergio Asenjo, capaz de ir más allá de varias lesiones a la rodilla, y al talento del centrocampista Cáseres, esperando también los goles de Ekambi, que acaba de llegar esta temporada pero todavía no se ha lucido como se esperaba.

En el Estadio de la Cerámica están acostumbrados a buen fútbol. De ahí la presión para Calleja de encontrar cuanto antes una solución a la sequía del Submarino Amarillo.