Hermanos: recientemente tuve una reunión en Morella con los alcaldes y alcaldesas de la comarca de Els Ports. La idea es que, si Valencia está a dos horas de Morella en coche y los doce ediles ya hacen bastante sacando tiempo de su vida personal y profesional para atender gratuitamente a sus vecinos, que menos que no hacerles perder cuatro horas de ida y vuelta para explicarles las posibilidades que tienen con el nuevo urbanismo y cómo pueden utilizarlo.

Pues allá me fui, pasando por tramos de nieve en deshielo en las cunetas que demostraban lo complicado que es vivir en el interior de nuestra provincia siempre. Y más cuando nos cae una tormenta como GLORIA.

Ante mi sorpresa, y siendo la reunión a las 10 horas, no faltó ninguno de los doce alcaldes y alcaldesas de la zona. Y estoy seguro de que ellos sí le quitaron tiempo a sus trabajos, porque eran horas de estar en el tajo.

Uno entre otros de sus problemas es la desaparición de los convenios de colaboración entre Diputación y colegios profesionales de arquitectos e ingenieros para la contratación de servicios técnicos que han sido puestos en duda por la Seguridad Social. Y que supone a estos pequeños municipios grandes dificultades para mantener este sistema de asesoramiento que tanto y tan bien les funcionó durante décadas.

Les informé que en breve íbamos a tener primera solución: la aprobación de un Decreto de la Generalitat para la creación de Entidades Colaboradoras Urbanísticas que prestarán el servicio de información y control de las licencias de obras. Un paso más para intentar hacer la vida fácil a estos municipios.

Vicente García Nebot