• Perder a un ser querido es algo muy doloroso y cuando se trata de una persona joven  no existen palabras de consuelo. 

Ante esta trágica noticia, se despertaba ayer martes 10 de septiembre Peñiscola, que se quedó sorprendida  y a su vez todos nos unimos y compartimos el dolor y la tristeza que las familias: Nogales-López y Flores-Comes, atraviesan en estos momentos tan amargos y  a partir de ahora es el momento de empezar a recordar todo lo que habéis vivido con Ramón-Enrique; más conocido por Raimon, que ya  lo tendréis en vuestro corazón.

Somos conscientes y sabemos que nadie es reemplazable cuando el amor ha sido y es tan grande.   

A veces la vida te enfrenta y te pone de frente ante situaciones difíciles como esta y ante su misa funeral oficiada por Mosén Antonio y sus palabras en su homilia, no se encuentran explicaciones, ni porqués, como bien el decía…

Raimon nació en Madrid, familiares y amigos llegados desde la capital de España, le han acompañado en este último viaje y misa funeral. 

Llevaba residiendo en Peñiscola desde hace muchos años, conoció a Eva Flores Comes,  madre de sus dos hijas y el  trágico destino hizo que Raimon dejará su vida en el asfalto, la madrugada del pasado martes en la CV-141, término municipal de Peñiscola en un accidente de motocicleta en el que iba con un amigo. 

Muchas cualidades podemos decir de él. Buen hijo, esposo, padre, hermano, cuñado, tio,  jefe, compañero, amigo, vecino…

En el tanatorio y cementerio de Peñíscola, multitud de personas han acompañado al féretro con el cuerpo sin vida de Ramón-Enrique Nogales López, de 47 años de edad, que regentaba un local de ocio en el casco antiguo de Peñíscola, en un día triste, gris y lluvioso, donde no  existen ni existirán palabras de consuelo ante la gran despedida. 

Todavía es y será dificil aceptar el fatal desenlace y la gran pérdida. 

“Cuando las personas que amamos, parten y pasan de vivir entre nosotros, dejan un gran vacío”.

Desde DM, nuestro más sincero pésame a su viuda, Eva, sus niñas: Alicia y Daniela, padres, hermana, cuñados, suegros, primos, ahijada, sobrinos, demás familiares, amigos, vecinos, conocidos…que hoy lloran y estan sumergidos de llanto y dolor por una muerte inesperada e irreparable. 

Descansa en paz Raimon y desde allí donde estés ahora, guia e ilumina el camino de tu esposa e hijas, que han estado a tu lado en el entierro y  han querido acompañarte en tu último viaje y también ilumina a todos los que has dejado en este mundo. 

Ramón-Enrique Nogales López. Descansa en paz! 

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here