• Las reuniones del grupo popular de Benicarló han permitido que el Gobierno de España ceda esta variante al Ayuntamiento tras construir un nuevo ramal entre Benicarló-Peñíscola-Vinaròs

29 de diciembre 2017.-

El Ministerio de Fomento ha vuelto a cumplir con la provincia de Castellón y ya ha firmado la cesión de la antigua N-340 que ahora pasa a ser de titularidad municipal. Una cesión que se ha conseguido tras las reuniones mantenidas por el grupo popular en Benicarló que trasladaron la petición al portavoz de la comisión de Fomento, Miguel Barrachina.

Tal y como ha explicado el presidente del PP de Benicarló, Juan Antonio Mañà, “después de la puesta en marcha de la variante Peníscola-Benicarló-Vinaròs, que inauguró Ana Pastor con una inversión de 83 millones de euros, hemos visto la conveniencia de que se asuma por parte del ayuntamiento aquella parte de la antigua carretera que pasa por sus municipios y que el Ministerio inicie unas obras de mejora del vial”.

El líder de los populares de Benicarló ha agradecido al ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, y al Gobierno de Rajoy ya que “después de esta cesión se pueden acometer las obras de mejora de este vial” y esta mejora se incluye dentro del paquete de medidas que benefician al norte de la provincia, como el hecho de que se vayan a triplicar las frecuencias entre Vinaròs y Benicarló, la propia variante de la N-340 o las obras de la N-232.