El pasado viernes 20 de abril, fui multada por un oficial de policía local de Benicarló, por no respetar una señal de prohibido el paso, en la famosa rotonda de San Gregorio, diseñada y dirigida por un gran oficial de la policía, (parece ser que no hay arquitectos para hacer las cosas bien y lo hace este señor sin pensar en los pros y contras), la cual está en obras y mal señalizado en su día, o bien pasaba por donde pasé, o me llevo por delante a los operarios de la brigada municipal que estaban trabajando en dicha vía.

Fui perseguida como una delincuente. Veía un coche no oficial detras de mi que me hacía luces y tocaba el claxon repetidas veces, no entendía qué quería, no tenía intención de parar, no reconocía a esta persona como autoridad, decidí parar, pensando que me hubiera caído algo y salió este señor, el cual me dijo que me iba a multar por no respetar una señal de tráfico.

Soy consciente de que no respeté dicha señal, pero considerando de que están en obras, no había nadie para dirigir el tráfico, (ya que parece ser que ahora los policías dirigen obras y ponen multas). Circulé con cuidado y no puse en peligro la vida de nadie como para que me sancionen con 200 euros.

Además dicho oficial nos faltó al respeto y le dijo a mi padre que lo que deberían de hacer es aprender a conducir tanto usted (refiriéndose a él) como su hija. Yo estaba presente.

Cómo anteriormente he dicho nunca he tenido ningún accidente, ninguna multa y dispongo de todos los puntos del carnet de conducir.

En Benicarló atropellan a una persona, fallece, la entierran y no le pasa nada al conductor. El ejemplo está en el accidente de la B.P. el pasado mes de Septiembre.

Ayer jueves ahí en esa propia rotonda, una persona sufrió un accidente, siendo el conductor de una moto, trasladado al Hospital Comarcal de Vinaròs.

Raquel A. LL.