Peligro de cierre inminente

 

  • El PSPV-PSOE denuncia que 1 autoescuela de la provincia ya ha tenido que cerrar por la huelga de examinadores y que muchas están en serio peligro de tener que echar el cierre
  • Ya hay se han pospuesto más de 1600 exámenes, circunstancia que lleva a muchos alumnos que aprueban el teórico a no iniciar las clases prácticas porque no saben cuándo podrán examinarse.
  •  
  • Los socialistas anuncian que si las cosas no cambian de forma radical, muchas autoescuelas no podrán llegar a finales de 2018, fecha en la que según la DGT, se incorporarán nuevos examinadores a la plantilla de Tráfico.

 

Castellón. 19/07/2017.- La Secretaria de Organización del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, Ana Edo, ha mostrado su preocupación por la situación por la que siguen atravesando las autoescuelas de la provincia, que a causa de la huelga de examinadores que se realiza todos los lunes, martes y miércoles,  están al borde del colapso económico.

Según ha podido saber la dirigente socialista, “desde que se iniciaron estas huelgas una autoescuela de provincia ha tenido que echar el cierre y son muchas las que se encuentran en una situación muy delicada, ya que los alumnos van posponiendo las clases ante la incertidumbre”.

Y es que en la provincia están pendientes de realizarse más de 1.600 exámenes que se tendrían que hacer a partir de septiembre, pero sucede que el 4 de septiembre está anunciada una huelga de examinadores de carácter indefinido.

La situación en la provincia de Castellón es “dramática” porque de los 7 examinadores que hay, 3 están siempre de baja por accidente o enfermedad y los 4 restantes van haciendo la huelga.

Las autoescuelas se encuentran en una situación muy delicada porque “los alumnos, una vez que aprueban el teórico, como son conscientes de que hasta dentro de 2 o 3 meses no van a poder presentarse al examen práctico, posponen el inicio de las clases porque lo que no quieren es formarse ahora y examinarse dentro de unos meses, con una parón de muchas semanas sin conducir, porque creen que así pueden aumentar las posibilidades de suspender”.

Y obviamente, si en las autoescuelas no se dan clases, no hay ingresos y resulta muy complicado seguir pagando las nóminas de los profesores.

Una situación que “lejos de mejorar, tiene toda la pinta de que va a empeorar, después de la decepcionante comparecencia de ayer en el Congreso del director general de Tráfico, quien anunció la incorporación de nuestros examinadores para finales de 2018”.

Ana Edo, que en los próximos días se reunirá con el presidente de la Asociación de Autoescuelas de Castellón, ha tenido ocasión de comentar la situación en la que se encuentra el sector con Cristián Ferrando, propietario de la Autoescuela el Pla de Vall d’Alba, quien le ha advertido que “si las cosas no cambian de forma radical, muchas autoescuelas no podrán llegar a 2018”.

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here