Quién no ha conducido después de tomar ibuprofeno para el resfriado o antihistamínicos para la alergia? De hecho, ¿cuántos diabéticos con tratamiento de por vida conducen diariamente? Pues bien, tomar medicamentos de uso habitual para el tratamiento de la diabetes, ansiolíticos, antitusivos, relajantes musculares, antiepilépticos, antiparkinsonianos, antidepresivos y antihistamínicos puede afectar la capacidad de conducir y sus efectos pueden confundirse con los de la cocaína, el cannabis, los barbitúricos o las anfetaminas.

Según la Agencia Española del Medicamento hay unos 5.000 medicamentos y fármacos que pueden reducir la capacidad de conducir y dar falsos positivos en controles de alcohol y drogas, lo que puede acarrear multas de hasta 1.000 euros y la pérdida de seis puntos del carnet de conducir.

Según el doctor José María Domínguez Roldán, miembro de la Asamblea General de la Organización Médica Colegial (OMC), en declaraciones a Antena 3 Noticias, “estamos hablando de medicamentos de uso muy habitual, desde los que se utilizan para el trastorno del sueño hasta sedantes, antipsicóticos e incluso fármacos que no van dirigidos a sedar al paciente pero sí lo tienen como efecto secundario, como algunos antihistamínicos o algunos fármacos que se utilizan para el tratamiento de alergias o incluso de un resfriado común. Es decir, estamos hablando de medicamentos de uso habitual y no de drogas de abuso”.

  • BENZODIAZEPINAS, BAJÓN AL VOLANTE

Uno de esos fármacos de uso habitual es la benzodiazepina (lorazepam, diazepam). Según un reciente estudio de la DGT publicado en su revista ‘Tráfico y Seguridad Vial’, el 15% de la población (11% de los conductores) toma benzodiazepinas y cerca del 2% de la población, a diario. Con frecuencia se consumen con antidepresivos y analgésicos. Las mujeres son las que más toman estos fármacos y su consumo aumenta con la edad. Indicadas para tratar la ansiedad y el insomnio, interfieren en la conducción segura, ya que ralentizan las reacciones y producen exceso de sedación.

Actualmente, la DGT no utiliza kits de detección para las benzodiazepinas en los controles de drogas que realizan en carretera. Sin embargo, sí se analiza la presencia de las mismas en las segundas muestras de fluido oral que se envían para análisis al laboratorio. En ellas se ha podido confirmar la presencia de benzodiazepinas en el 4,3% de los positivos en controles de drogas, y en el 97,1% se confirmó la presencia de al menos otra droga, en especial cocaína y cannabis. El perfil es el de un varón (92%) de mediana edad (38 años).

La mayoría de los conductores desconocen que pueden ser multados por conducir bajo los efectos de esos medicamentos y también desconocen que existe un símbolo o pictograma de advertencia en las cajas de medicamentos que sean incompatibles con la conducción.

Estos son algunos medicamentos cuya presencia puede ser detectada en análisis de orina y producir falsos positivos en controles de alcohol y drogas si no tienes prescripción médica:

  • -Benzodiazepina (Lorazepam, Orfidal, Alprazolam, Valium, Lormetazepam, Diazepam)
  • -Bromfeniramina (Ilvico)
  • -Bupropion (Zyntabac, Elontril)
  • -Clorpromazina (Largactil)
  • -Clomipramina (Anafranil)
  • -Dextrometorfano (Romilar)
  • -Difenhidramina (Bisolvon antitusivo compositum y otros)
  • -Doxilamina (Cariban, Dormidina y otros)
  • -Ibuprofeno
  • -Naproxeno
  • -Prometazina (Actithiol antihistamínico, Fenergan expectorante)
  • -Quetiapina (Seroquel)
  • -Ofloxacino (Surnox)
  • -Ranitidina
  • -Sertralina
  • -Tioridazina
  • -Trazodona (Deprax)
  • -Venlafaxina
  • -Verapamil

 

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here