La concejalía de Servicios continúa con los trabajos para el control de plagas. Las tareas se inciaron antes de la Semana Santa y han comprendido fumigación en las zonas húmedas del término municipal, como es habitual, con larvicidas para controlar la población de mosquito; así como tratamientos en imbornales.

El concejal del área, Alfonso López, ha confirmado la programación de tratamientos cíclicos a lo largo de los próximos seis meses, con periodicidades que oscilan alrededor de los 20 días, con excepciones consecuentes de la propia meteorología, como puede ser la llegada de lluvias intensas o fenómenos que puedan facilitar la identificación de nuevos focos.

Además, desde el mismo mes y con periodicidad regular, se están llevando a tratamientos para la cucaracha en el sistema de alcantarillado que esta semana se han desarrollado en el entorno del Casco Antiguo y en el núcleo suburbano y cercanías al Ullal de l’Estany.

La concejalía advierte que efectuados los tratamientos suelen aflorar insectos que perecen a las pocas horas.