• Adell: “Privaron tanto a jugadores locales, como visitantes y equipo arbitral, de poder hacer uso de los vestuarios. Los dejaron sin agua, baños y teniéndose que cambiar en las gradas”

La huelga de funcionarios ha vuelto a poner de relieve la ausencia de gestión del equipo de gobierno de PSPV-PSOE, Totes i Tots y Compromís. Un gobierno municipal acomodado cuya dejadez se puso de relieve el pasado viernes cuando, estando prevista la celebración de partidos de alevines en el campo de futbol de la ciudad deportiva, equipos de Castellón, Vall d’Alba y Vinaròs se vieron desatendidos sin que nadie hubiera comunicado nada al respecto a los afectados, que vieron como la ausencia de servicios mínimos impidió que pudieran acceder a las instalaciones.

El concejal del Partido Popular, Luis Adell, ha señalado que “la incompetencia del concejal de personal y el de deportes se volvió a poner de manifiesto cuando haciendo dejadez de funciones no establecieron unos servicios mínimos que posibilitaran que jugadores y equipo arbitral pudieran hacer uso de los vestuarios. Dejaron tanto al equipo local como a los de fuera y árbitros sin acceso a los vestuarios, sin agua y teniéndose que cambiar en las gradas”.

Luís Adell destacó “lamentablemente aquellos que tienen que organizar y coordinar no lo hacen y lo más preocupante que ni siquiera sienten que tengan responsabilidad alguna al respecto. Vuelven a dar muestra de que son un gobierno municipal siempre dispuesto a ponerse en la foto de los éxitos deportivos de los demás, pero que cuando tienen que trabajar no se les encuentra. Una vez más, fruto de su dejadez, la imagen que se trasladó ante los equipos fue lamentable”.

Finalizaba el concejal popular afirmando que “la huelga de un funcionario no puede conllevar que se caiga el servicio que se presta y más sin previo aviso a los usuarios del mismo. Que ello suceda evidencia que Vinaròs tiene un concejal de deportes y otro de personal que da igual que estén o no porque no hacen su trabajo”.