• Moliner formaliza la aportación a 33 ayuntamientos para recuperar 36 emblemas culturales con gran potencial con los Fondos FEDER
  • Convertiremos estos bienes en un activo con el que, apoyándonos en nuestro pasado, podamos salir hacia el futuro con más fuerza

 

3 de diciembre.

La Diputación ha consolidado hoy su liderazgo en la recuperación y puesta en valor del patrimonio con una nueva inversión de 2,5 millones. Así, el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha formalizado con un total de 33 ayuntamientos de la provincia esta nueva inversión del Gobierno Provincial para la recuperación y puesta en valor del patrimonio al facilitarles ayudas de hasta 120.000 euros para cofinanciar los Fondos FEDER de Patrimonio. Una inversión que permitirá recuperar 36 emblemas patrimoniales de estos municipios de cara a conseguir nuevas oportunidades turísticas y de futuro para sus vecinos. Así, tanto ciudades de mayor tamaño como pequeños municipios del interior se incluyen entre los beneficiarios de estas ayudas con las que el Gobierno Provincial se consolida como la institución que más invierte en la recuperación, mantenimiento y puesta en valor del patrimonio de Castellón, con una inversión estimada en 10 millones de euros desde 2011.

El presidente ha asegurado que este esfuerzo provincial se dirige a “impedir que ni un euro de los que pone Europa a disposición de nuestros pueblos se quede por el camino. No queremos que ninguna inversión se quede sin hacer porque nuestros pueblos tengan problemas en pagar la parte que le corresponde al Ayuntamiento para que se lleve a cabo, por eso en esta línea de ayudas son precisamente los municipios que menos recursos tienen los que más se han beneficiado, pero llegamos a ayudar a todos los pueblos, grandes y pequeños, que recibirán ayudas de Europa para patrimonio con los Fondos FEDER”.

En ese sentido, Moliner ha hecho hincapié en las grandes oportunidades que abre la recuperación patrimonial para el futuro de la provincia. “Los recursos patrimoniales que vamos a poner en valor se constituirán en nuevas oportunidades para organizar congresos, recuperar villas históricas, o antiguas fábricas o murallas y castillos y convertirlos en un activo con el que, apoyándonos en nuestro pasado, podamos salir hacia el futuro con más fuerza. Una recuperación patrimonial que para este Gobierno Provincial es estratégica y por la que seguimos sumando recursos de vuestra mano, de la mano de los ayuntamientos para que cuanto antes se hagan realidad”.

Cabe señalar que precisamente la puesta en valor del patrimonio provincial como oportunidad de desarrollo es una vía de trabajo estratégica de la Diputación de acuerdo a los objetivos marcados también por la Unión Europea en este 2018 como Año Europeo del Patrimonio. Es por ello que la Diputación trabaja en la recuperación y puesta en valor del enorme potencial patrimonial de la provincia, que cuenta con 300 monumentos declarados Bien de Interés Cultural y decenas de tradiciones ancestrales que los castellonenses han sabido mantener.

Villas, palacios y castillos entre los bienes a restaurar

Basta un repaso de los bienes que se van a restaurar con estas ayudas de la Diputación a los ayuntamientos para constatar el potencial cultural que tiene la provincia y las muchas oportunidades que se generarán en los municipios a través de estas actuaciones:

En Argelita, en el edificio de acogida al visitante; en Olocau del Rey con la puesta en valor y accesibilidad de el lagar, la bodega y la almazara de la casa de la senyoria de Olocau; en Todolella, con la recuperación del Molino de Sant Onofre; en Portell de Morella, con la conservación de la muralla y rehabilitación de la bestorre del castillo; en la Vall de Almonacid, con la protección, conservación, recuperación y puesta en valor de la torre medieval; en Azuébar, con la consolidación y rehabilitación del castillo; en Cinctorres, con la restauración del Palau SantJoans; en Montanejos, con la rehabilitación de la Villa Purificación; en Culla con la puesta en valor turística del castillo; en Geldo, con la actuación en el palacio de los Duques de Medinaceli; en Castellnovo, con la rehabilitación del castillo; en Benlloc con la rehabilitación del antiguo matadero para centro de cultura de la memoria del matadero; en Traiguera, con la protección, conservación, recuperación y revalorización de la Creu Coberta; en Viver, con la recuperación y puesta en valr del claustro del antiguo convento San Francisco de Paula; en Jérica con la restauración de la torre del castillo; en Vilafamés, con la adecuación del edificio Quatre Cantons; en Les Coves de Vinromà con la actuación en la casa señorial Boix Moliner; en Sant Mateu, con el centro de voncenciones y exposiciones temporales del palacio Marqués de Villores; en Càlig con la restauración del conjunto de la torre; en Artana, con la adecuación y mejora del castillo y alrededores; en Morella, con dos actuaciones: una primera de rehabilitación de la Torre Redona y una segunda actuación de consolidación y restauración de la zona de la Torre San Francisco y Torre Pardala del castillo; en Vilavella, la recuperación del castillo; en Alqueries la rehabilitación de la iglesia vieja del Replà; en Alcalà de Xivert la realización del centro de interpretación etnológica de la Ermita de Santa Llúcia; en Peñíscola la conservación del casco antiguo; en Segorbe la rehabilitación y consolidación del Fuerte de la Estrella; en L´Alcora la rehabilitación de los hornos de la fábrica Real Conde de Aranda; en Nules la urbanización de los viales amurallados de Mascarell; en Onda dos proyectos: la accesibilidad al castillo y las actuaciones de intervención en la alcazaba del castillo; en Vinaròs la rehabilitación de la capilla Santa Victoria; en Vall d´Uixó la tercera campaña de excavación y museización del poblado ibérico de Sant Josep; en Vila-real con dos proyectos: la rehabilitación del Gran Casino y la rehabilitación del Teatro Tagoba.

El Patrimonio como una oportunidad de futuro para los pueblos

La inversión adicional de 2,4 millones de euros por parte de la Diputación a estos Fondos FEDER responde al compromiso del Gobierno Provincial por la recuperación de patrimonio con el objetivo de impulsar mejores oportunidades turísticas y de futuro a los municipios de la provincia.

Tal y como ha recordado el presidente Moliner “la provincia de Castellón, con más de 300 monumentos declarados Bien de Interés Cultural, tiene mucho que decir en la conmemoración del Año Europeo del Patrimonio Cultural, y desde la Diputación volvemos a ser los mejores aliados de los ayuntamientos para conseguirlo”.